Jueves, 20 de septiembre de 2007
EVA ADVIERTE SOBRE LAS MANZANAS
Gioconda Belli


"All? te quedo en el pecho,
por muchos a?os me goces"
C.M.R.



Con poderes de Dios
-centauro omnipotente-
me sacaste de la costilla curva de mi mundo
lanz?ndome a buscar tu prometida tierra,
la primera estaci?n del para?so.

Todo dej? atr?s.
No o? lamentos, ni recomendaciones
porque en todo el Universo de mi ceguera
solo vos brillabas
recortado sol en la oscuridad.

Y as?,
Eva de nuevo,
com? la manzana;
quise construir casa y que la habit?ramos,
tener hijos para multiplicar nuestro estrenado territorio.
Pero, despu?s,
s?lo estuvieron en vos
las cacer?as, los leones,
el elogio a la soledad
y el hosco despertar.

Para m? solamente los regresos de prisa,
tu goce de mi cuerpo,
el descargue repentino de ternura
y luego,
una y otra vez, la huida
tijereteando mi sue?o,
llenando de l?grimas la copa de miel
tenazmente ofrecida.

Me desgast? como piedra de r?o.
Tantas veces pasaste por encima de mis murmullos,
de mis gritos,
abandon?ndome en la selva de tus confusiones
sin l?mpara, ni piedras para hacer fuego y calentarme,
o adivinar el rumbo de tu sombra.

Por eso un d?a,
vi por ?ltima vez
tu figura recostada en el rojo fondo de la habitaci?n
donde conoc? m?s furia que ternura
y te dije adi?s
desde el caliente fondo de mis entra?as,
desde el r?o de lava de mi coraz?n.

No me llev? nada
porque nada de lo tuyo me pertenec?a
-nunca me hiciste due?a de tus cosas-
y saliste de m?
como salen -de pronto-
desparramados, tristes,
los ?rboles convertidos en trozas,
muertos ya,
pulpa para el recuerdo,
material para entretejer versos.

Fuiste mi Dios
y como Ad?n, tambi?n
me pre?aste de frutas y malinches,
de poemas y cogollos,
racimos de inexplicables desconciertos.

Para nunca jam?s
esta Eva ver? espejismos de para?so
o morder? manzanas dulces y peligrosas,
orgullosas,
soberbias,
inadecuadas
para el amor.


Publicado por carmenlobo @ 22:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios