Lunes, 16 de julio de 2007
La l?gica funciona
Juan Jos? Mill?s


Si lo piensas, es incre?ble lo bien que funciona la realidad. Sales de casa por la ma?ana y te plantas en la parada del autob?s dando por hecho que va a llegar. Lo curioso es que tarde o temprano llega. No se ha dado el caso, creo yo, de que un autob?s no haya llegado. En ese sentido, la mayor?a de los ataques de angustia (los que me dan a m? al menos) est?n injustificados. Siempre que cojo el autom?vil para hacer un viaje largo, doy por hecho que a la mitad del camino tendr? una aver?a. Es lo l?gico, ?no? Parece mentira que durante quinientos o seiscientos quil?metros no falle nada en ese motor lleno de complejidades. Lo normal ser?a que se rompiera un manguito, que se pinchara una rueda, que se atascara una biela (en el caso de que los coches lleven bielas). Pues bien, jam?s un coche me ha dejado tirado en la carretera. De haberlo sabido de antemano me habr?a ahorrado un mont?n de ansiedades. Y no quiero decir nada de los aviones o de los barcos (que ni se caen ni se hunden, incre?blemente, o lo hacen en proporciones baj?simas) para no preocupar al personal. Tampoco mencionar?, por respeto a los hipocondr?acos, el caso del cuerpo humano, pero carece toda l?gica que dure 80, 90 y hasta 100 a?os en condiciones m?s o menos aceptables. F?jense lo bien que funcionan las cosas, que una bolsa de pl?stico tarda m?s de 150 a?os en degradarse. Se dice pronto, 150 a?os. Quiere decirse que la entierra usted en el jard?n de su casa y dentro de un siglo puede desenterrarla un descendiente suyo sin que se haya convertido en polvo. Cuando dentro de cientos o de miles de a?os El Corte Ingl?s haya desaparecido, los antrop?logos encontrar?n en las atapuercas del momento yacimientos enteros de sus bolsas, con el logotipo intacto. Me digo todo esto en la parada del autob?s. Aunque s?lo llevo 15 minutos esper?ndolo, me ha dado por pensar que quiz? no llegue nunca, lo que me sume en un estado de desasosiego sin l?mites. No me imagino envejeciendo y muriendo bajo esta marquesina con publicidad de ropa interior de caballeros. Por fortuna, los razonamientos anteriores me calman. Lo que significa que tambi?n la l?gica funciona y eso s? que es incre?ble en nuestro mundo. Ah? llega, por cierto el autob?s. Buenos d?as.


Publicado por carmenlobo @ 10:04  | Millas, Juan Jose
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios