Domingo, 22 de abril de 2007

Alta participaci?n en la primera ronda de las presidenciales francesas


El 31,21% del electorado franc?s ha votado antes del mediod?a, un 10,81% m?s que en 2002 - Sarkozy y Royal parten como favoritos



Con el recuerdo del fiasco de 2002, cuando el ultraderechista Jean-Marie Le Pen consigui? pasar a la segunda vuelta, algo m?s de 44,5 millones de ciudadanos franceses est?n llamados hoy a votar por uno de los 12 candidatos que aspiran a la Presidencia. Dentro de dos semanas, los dos m?s votados se disputar?n la jefatura del Estado. El conservador Nicolas Sarkozy, la socialista S?gol?ne Royal, el centrista Fran?ois Bayrou y Le Pen encabezan los sondeos en una Francia pendiente de los indecisos. Los colegios, que han abierto a las 8.00, cerrar?n a las ocho de la tarde.


El buen tiempo acompa?a a la jornada electoral en Francia, hecho que se relaciona a menudo con la abstenci?n. Sin embargo, la participaci?n est? siendo mucho m?s alta que en las ?ltimas presidenciales: seg?n datos aportados por el Ministerio del Interior, un 31,21% de los franceses con derecho a voto ya hab?a depositado su papeleta en las urnas antes del mediod?a, frente al 21,4% que hab?an votado a las 12.00 en la primera ronda de las ?ltimas elecciones de 2002. Tambi?n supera a las presidenciales de 1995, (23% de los votos a las 12.00), las de 1988 (27,1%) y a las de 1981 (25,9%).

Una vez cierren los colegios elecctorales, se empezar?n a conocer los primeros resultados, llegados de los electores de los territorios franceses de Ultramar, quienes comenzaron a votar ayer. Se trata de los departamentos franceses de la Guayana, Martinica o Guadalupe, as? como los nacionales que residen en el continente americano.

En el territorio continental franc?s los colegios han abierto con normalidad a las 8.00 y se cierran a las 20.00, aunque funcionar?n una hora m?s en ciudades como Dijon, Rennes o Tours y dos en grandes urbes como Par?s, Marsella, Lyon, Toulouse, Burdeos y Estrasburgo. En total hay 85.000 oficinas de voto y hasta que no cierren las ?ltimas los medios de comunicaci?n no podr?n publicar sondeos o estimaciones.

Sarkozy y Royal, a la cabeza

Los sondeos reflejan la incertidumbre que planea sobre estos comicios ya que un 25% de los electores no decidir?n el sentido de su voto hasta que no lleguen al colegio electoral y escojan su papeleta. Esa cifra de indecisos es m?s elevada que en anteriores elecciones donde fluctuaba entre el 15% y el 18%. A partir de hoy y hasta el 17 de junio, los franceses acudir?n a las urnas en cuatro ocasiones para decidir tambi?n la composici?n del Ejecutivo y el Legislativo que deber? poner en marcha o rechazar las reformas que el pa?s necesita.

Sarkozy, Royal y Bayrou son los favoritos de las encuestas aunque otro estudio, hecho p?blico el viernes por la tarde y elaborado por CSA-Cisco, aporta la novedad de que Le Pen superar?a por primera vez en dos meses a Bayrou y se situar?a en el tercer puesto. Desde hace meses todas las encuestas dan en primer lugar a Sarkozy, que ha hecho gala de un discurso en?rgico en el que se presenta como el hombre que quiere restablecer la autoridad del Estado, con especial ?nfasis en valores como la seguridad y el liberalismo econ?mico.

La socialista Royal es la segunda en los sondeos, aunque es quien m?s puede temer quedarse fuera de la ronda definitiva, por lo que en el ?ltimo tramo ha pedido directamente el voto de la izquierda y ha apelado a la necesidad de aplicar valores sociales y humanos a la pol?tica. Con su concepto del "orden justo" y su deseo de que los franceses tengan una bandera en casa y sepan La Marsellesa, Royal ha hecho alg?n gui?o a un electorado moderado, pero en su programa hay un buen n?mero de propuestas de corte social y sus discursos apuestan por hacer suyo el voto tradicional socialista y el de quienes est?n m?s a la izquierda que ella.

La novedad de la campa?a

Gran sorpresa de esta campa?a, Fran?ois Bayrou ha tenido la habilidad de inventarse un espacio en el centro, aunque beneficiado por la derechizaci?n de Sarkozy y la apuesta por el voto de izquierda de Royal. Criticado por su presunta falta de concreci?n en las propuestas, Bayrou ha tenido ?xito en presentarse como una figura equidistante de los dos grandes partidos y reivindicar su condici?n de anti-sistema, favorecido por una imagen de hombre tranquilo que no suscita rechazo y que quiere unir a los franceses con un Gobierno con personalidades de diversas tendencias pol?ticas.

Mientras tanto, Le Pen sue?a con repetir la sorpresa de 2002, cuando accedi? a la segunda vuelta en perjuicio del socialista Lionel Jospin, y ha mantenido su discurso tradicional contra la inmigraci?n, aunque ha matizado sus cr?ticas a Europa. Perjudicado por la derechizaci?n de Sarkozy, que le puede quitar votos, Le Pen se presenta tambi?n como candidato anti-sistema frente a sus tres rivales, que han ocupado carteras ministeriales.


Publicado por carmenlobo @ 17:23  | Internacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios