S?bado, 14 de abril de 2007
LOS PLANES DEL GOBIERNO PARA REPSOL-YPF
Debajo de superficie

Kirchner descart? la reestatizaci?n de la petrolera pero promueve el ingreso de capitales nacionales privados. En su entorno alientan, alternativamente, la compra de acciones de la firma espa?ola por parte de una sociedad argentino-venezolana conformada por Enarsa-Pdvsa.

Por Diego Schurman


??Sabe cu?l es el negocio m?s rentable del mundo? ?pregunta ret?rico el funcionario del Ministerio de Planificaci?n que a la legua se nota que la conversaci?n es su elemento.

?Una petrolera bien administrada ?corrige el funcionario y sigue su perorata?. ?Y sabe cu?l es el segundo negocio m?s rentable del mundo? Ni arriesgue. Se lo digo yo: el segundo negocio m?s rentable del mundo es una petrolera mal administrada.



Es viernes a la noche y aunque N?stor Kirchner desactiv? la posibilidad de una reestatizaci?n de Repsol-YPF, en privado uno de sus principales escuderos sigue blandiendo alternativas para incidir en las decisiones de la compa??a.

Lejos de aquel atractivo de la Casa Rosada por la trasgresi?n, aqu? se trata de una decisi?n pol?tica del m?s alto nivel, fundada en la necesidad de controlar recursos estrat?gicos que ofrece un margen de rentabilidad inconmensurable.

?Lo que le gustar?a a N?stor es la posibilidad de que capitales argentinos adquieran el 20 o el 30 por ciento del paquete accionario de Repsol?, vocifera ante este diario uno de los pocos laderos de Kirchner que se anima a llamarlo por su nombre. ?Antes ellos hab?an evaluado poner acciones en la Bolsa, ahora no descartan negociar directamente con las empresas, con grupos argentinos?, redondea. El tema naveg? en las conversaciones que el Presidente mantuvo el lunes pasado con Rafael Estrella Pedrosa. El embajador espa?ol tambi?n se llev? numerosas observaciones de Kirchner. Primordialmente por las faltas de inversi?n y reservas de gas y crudo.

?Necesitamos que inviertan en exploraci?n para que aumente la producci?n ?le reproch? cort?smente el mandatario, como lo har?a un maestro con su alumno preferido.

Estrella Pedrosa desembarc? en la Casa Rosada con otro prop?sito: escuchar de primera mano lo que funcionarios de segunda l?nea ya hab?an transmitido informalmente a directivos de la multinacional. O sea, que no habr?a reestatizaci?n.

Puertas afuera, el que sali? taxativamente a negar la voluntad de comprar Repsol-YPF fue Alberto Fern?ndez. El jefe de Gabinete discurri? en el encuentro presidencial con el embajador espa?ol. Kirchner hab?a inquietado al sector hace una semana. Fue durante una embestida contra las pol?ticas privatizadoras de los ?90. Unos sondeos encargados ad hoc por el mandatario, del que tambi?n tienen conocimiento en Repsol-YPF, muestran el rechazo popular a los procesos de enajenaci?n de empresas.

El t?pico fue materia de recientes tertulias entre el titular de Enarsa, Exequiel Espinoza, y representantes de la petrolera. Un dato para no pasar por alto: el ministro de Planificaci?n, Julio De Vido, no para de recibir llamados de empresarios que oscilan entre el p?nico y la incredulidad. Las sucesivas reestatizaciones de empresas ?el astillero Tandanor se sum? al lote este viernes? los ha vuelto m?s creyentes.

Ruidos y ruiditos

La luz de alerta se encendi? definitivamente cuando el diputado kirchnerista Edgardo Depetri se anim? a sacar a superficie lo que ya era vox populi en el mundo de los negocios. ?Estar?amos en condiciones de comprar Repsol-YPF?, dijo el 17 de marzo en un reportaje a La Voz del Interior. Depetri no es un outsider de la pol?tica. Funge como presidente la Comisi?n de Obras P?blicas, en l?nea directa con De Vido, y tiene horas de vuelo junto a Kirchner en el Tango 01. Es necesario reproducir la respuesta completa que ofreci? al diario cordob?s para entender las habas que se cuecen en el Gobierno.

El legislador, un cuadro pol?tico de la CTA, dijo textual: ?La alianza con Venezuela tiene dos ejes centrales y est? produciendo mejoras en la calidad de vida de la poblaci?n de los dos pa?ses. Primero firmamos entre Enarsa y Pdvsa un acuerdo de explotaci?n y producci?n en la Franja del Orinoco. En segundo lugar, Pdvsa, en Argentina, se convierte en una empresa que ahora asociada pueda duplicar la cantidad de reservas de petr?leo que nosotros tenemos. Esta empresa es, sin dudas, una de las m?s grandes del mundo en petr?leo, con nivel de tecnolog?a y financiamiento en condiciones de ingresar al mercado energ?tico nacional con la posibilidad de intervenir en pol?ticas p?blicas m?s claras en este sector. A tal punto que estar?amos en condiciones de comprar Repsol-YPF?.

Esta semana Kirchner habl? al menos dos veces con Depetri. No lo desautoriz?, no desactiv? la ofensiva del legislador ni le cerr? las puertas de la Casa Rosada, tres variantes que describen habitualmente el despecho presidencial.

??Qu? opini?n le merecen las declaraciones de Depetri sobre una posible compra de Repsol-YPF? ?le pregunt? P?gina/12 a

Fabi?n Falco.

?Tomo en cuenta lo que dijo Alberto Fern?ndez, quien ha desmentido que el Gobierno piense en ese tema ?fue la diligente respuesta del director de Comunicaci?n y Relaciones Externas de la petrolera.

Acaso los dichos del jefe de Gabinete sirvieron para evaporar especulaciones que hab?an ganado la superficie. Pero por debajo continuaron con una fuerza inusitada. Aunque resulte reduccionista, hoy podr?a hablarse de dos l?neas en estudio: la de argentinizar la compa??a con capitales privados nacionales y la de latinoamericanizarla con la participaci?n en Repsol de una sociedad argentino-venezolana v?a Enarsa y la poderosa Pdvsa. Un eventual ingreso de la compa??a insignia de Hugo Ch?vez podr?a provocar efectos imprevisibles en el escenario internacional por el recelo que genera el presidente de la Rep?blica Bolivariana en ?mbitos de poder empresario.

?Si Pdvsa ingresa a Repsol, chau relaci?n con Espa?a. ?(El mandatario de ese pa?s Jos? Luis) Rodr?guez Zapatero se mata! No lo veo viable, aunque es probable que dentro del Gobierno alguien est? fogoneando esa idea?, reconoce a este diario un funcionario con charretera que no es ajeno a las tratativas.

La opci?n de abrir Repsol a capitales argentinos, en cambio, fue alguna vez meneada por la propia compa??a que preside Antonio Brufau, aunque puertas adentro de la petrolera consideran que son contados los hombres de negocios vinculados al Gobierno que podr?an desembolsar un estimativo de tres mil millones de d?lares para quedarse con parte del capital accionario.

??Qui?n va a comprar el 20 por ciento de Repsol? Ni Eurnekian ni Britos ni Midlin tienen resto como para hacerlo?, especula ante P?gina/12 un ejecutivo que conoce al dedillo los entuertos petroleros.

Esos apellidos son, en el lenguaje kirchnerista, representantes de la ?burgues?a nacional?. Jorge Brito es due?o del grupo Macro Bansud, y Marcelo Midlin, del grupo de inversi?n Dolphin. La especulaci?n con Eduardo Eurnekian obedece a la participaci?n del Estado en Aeropuertos Argentina 2000. Al tr?o le cabe el r?tulo de empresarios afines al Gobierno. El an?lisis no es compartido plenamente en el c?rculo ?ulico del Presidente. ?Hay muchas firmas y empresarios con capacidad de compra, se pueden armar holdings, sociedades?, es la respuesta que surge inclaudicable de un asiduo operador kirchnerista que no tiene nada de advenedizo en la materia.

Acci?n de oro

La Argentina representa casi la mitad de los negocios de Repsol en t?rminos de activos, facturaci?n y ganancias. No por nada los hombres de Kirchner auguran compartir con Espa?a la conducci?n de la compa??a. Y en esto, como una especie de fe que se enra?za, coinciden los distintos sectores internos del Gobierno. En la Casa Rosada sostienen que el objetivo s?lo podr? cumplirse mediante la ?profundizaci?n de un modelo de desarrollo? que se consolidar?a durante la pr?xima gesti?n, dando por hecho que ?sta tendr? la impronta K, sea ?ping?ino o ping?ina?.

De Vido suele hablar de la necesidad de asignar al Estado argentino la ?acci?n de oro? de Repsol-YPF. Eso le asegurar?a capacidad de veto y un rol preponderante en el control del proceso de inversiones. A menudo, el propio Kirchner se lamenta en privado por haber perdido ese resorte de la pol?tica energ?tica. Por eso no le saca los ojos a la compa??a. De Vido ya nombr? a un funcionario de su ri??n como representante estatal en el directorio. Se trata de Roberto Baratta, secretario de Coordinaci?n de Planificaci?n. En Repsol no quieren ser conspirativos, aunque en una letan?a susurran ciertas prerrogativas del hombre de De Vido, como la accesibilidad a los n?meros de la firma.

A prop?sito de cifras, hay quienes encuentran en ellas las principales razones para enarbolar banderas de nacionalizaci?n. ?Hay que hacer matriz de costo. El barril de crudo est? en 68 d?lares. ?Sabe cu?nto es el costo de cada barril? Entre 6 y 18 d?lares. ?Le parece que no hay que avanzar hacia una reformulaci?n estrat?gica con fuerte presencia del Estado??, vuelve a la carga un hombre del ministerio de De Vido, taciturno para los micr?fonos pero no en los off the record.

El control de los recursos energ?ticos se convierte entonces en el leitmotiv de una causa que evidentemente para Kirchner no languidece. Aunque a muchos les suene extra?o, el hiperkin?tico y cuestionado secretario de Comercio interior, Guillermo Moreno, es uno los que apuesta con mayor ah?nco al desembarco argentino en Repsol.

En la firma prestan atenci?n a ese doble juego del Gobierno de desmentir la reestatizaci?n y simult?neamente atizar versiones de compra. Lo entienden como un ardid de Kirchner para soliviantar al empresariado y mantenerlo bajo la ?espada de Damocles?.

En Balcarce 50 aseguran que s?lo una imaginaci?n prol?fica devaluar?a a ?fuegos de artificio? los movimientos que se producen en torno de Repsol. ??No estamos jugando, estamos pensando una Argentina diferente!?, se exalta un ministro de Kirchner intent?ndole dar m?stica a lo que luce como una puja de intereses. En ese sentido, se?ala que hasta el embajador en Espa?a, Carlos Bettini, tendi? puentes con Luis Fernando de Rivero Asensio para conversar sobre la apertura de la firma al capital argentino. Rivero Asensio es el titular de Sacyr Valle Hermoso, la constructora que ostenta un paquete accionario en la petrolera. No es un tema menor en t?rminos diplom?ticos ya que Repsol, si bien privado, es un emblema nacional en la madre patria.

Este a?o hubo un cortocircuito entre el kirchnerismo y Repsol cuando la multinacional anunci? la decisi?n de desprenderse de 37 yacimientos. ?No puedo impedir que pongan en venta las ?reas petroleras que quieran, pero si no han sido debidamente explotadas se revocar? la concesi?n. No vamos a permitir que obtengan beneficios de esas ?reas como si fueran un activo inmobiliario?, advirti? entonces De Vido, en di?logo con este diario.

El tema sobrevol? las conversaciones de Kirchner con Estrella Pedrosa. El Presidente no hizo otra cosa que expresarse en la misma direcci?n, aunque con mayor diplomacia, que su ministro de Planificaci?n.

El gobierno de Rodr?guez Zapatero tiene un papel clave en temas de inter?s nacional. Espa?a oficia de interlocutor de Kirchner ante el Club de Par?s para refinanciar la deuda argentina sin la intervenci?n del FMI. Y media en el conflicto de las papeleras con Uruguay. Son apenas dos botones de muestra del excelente v?nculo entre ambos pa?ses. ?La avidez oficial por ingresar a Repsol afectar?a esa armon?a?

No hay una decisi?n final sobre qu? har? el Gobierno. Y en ese sentido habr? que conformarse con un textual de Kirchner, cuando uno de los suyos le pregunt? sobre el futuro de las alternativas que se barajan.

?Est?n todas en estudio ?le dijo el Presidente con una sonrisa c?mplice

Publicado por carmenlobo @ 11:51  | Internacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios