Lunes, 04 de diciembre de 2006

Manuel Saco


El arrepentimiento, como ya hemos comentado alguna vez, puede tener dos motivaciones: por el castigo consecuente que nos espera por nuestros actos, o bien por el convencimiento generoso de haber actuado mal. La Iglesia cat?lica ya lo solucion? magistralmente, y ambas f?rmulas te llevan directamente a la derecha de dios padre. A elegir: la ?contrici?n imperfecta? es aquella en la que te arrepientes de haber robado millones de euros, por ejemplo, s?lo porque si no lo haces te espera un castigo eterno en los infiernos. As? que lo malo no es robar, asesinar, violar y esas cositas, sino el hecho de que no te arrepientas. Si te arrepientes, ya puedes continuar con las recalificaciones de fincas hasta la pr?xima confesi?n. La otra posibilidad, mucho m?s lejana, es la ?contrici?n perfecta?, aquella en la que reconoces que los has hecho mal, como una ofensa a dios y a los hombres. Si no fuera por la existencia de la primera f?rmula, en el cielo no entraba ni dios.

Tony Blair, por ejemplo, ha reconocido que invadir Irak ha sido un error. Contrici?n imperfecta motivada por su miedo a que el electorado hunda a su partido en las pr?ximas elecciones, y no por el convencimiento de haber desatado el infierno en el pa?s al que alegremente iba a democratizar.

En el l?o de las declaraciones de Esperanza Aguirre contra Ruiz Gallard?n, el vicealcalde de Madrid declara que la presidenta deber?a arrepentirse, no porque no sean verdad las graves acusaciones que vierte en el libro, sino por las consecuencias infernales que este hecho va a tener, como por ejemplo, ver a los diablos (IU, PSOE) muertos de risa. Nuevamente, contrici?n imperfecta. En la misma sede de G?nova 13 un portavoz se apuntaba a la contrici?n imperfecta, pues dejaba ver que su Esperanza deber?a arrepentirse por la falta de oportunidad de la publicaci?n del libro ?antes de las elecciones?.

Ayer, en Bagdad, un nuevo atentado en lo que ya parece una guerra civil desatada, se llev? por delante la vida de 150 personas y dej? gravemente heridas a m?s de 200. Y sin embargo, Jos? Mar?a Aznar, uno de los promotores de la invasi?n cuyas consecuencias contemplamos, es hoy el d?a en que todav?a no ha pedido perd?n, ni por habernos mentido con la pamema de las armas de destrucci?n masiva, ni por el error de bulto en aquel an?lisis, propio de estadista planetario, que profetizaba beneficios ?sin cuento? para el mundo (como dec?a el hermano listo de Bush) tras las operaciones militares.

Todos los analistas coinciden en que lo que all? ocurre es un 11-M diario: mueren al d?a tanta gente como la que perdi? la vida en los atentados de Madrid. Pero, ?hab?is o?do que el estadista insufrible nos haya convocado a una manifestaci?n contra el 11-M iraqu?, arrepentido bajo alguna suerte de contrici?n, sea perfecta o imperfecta, por los desperfectos que ayud? a provocar?

No, el manifestante insufrible anuncia su comparecencia en la manifestaci?n del s?bado en Madrid, contra el proceso de paz con ETA, una vez m?s esgrimiendo razones tramposas, con la acusaci?n asombrosa de que el gobierno de Zapatero ?est? siguiendo el camino que ya transitaron sus gobiernos! El mismo que entonces estaba ?dispuesto a la generosidad y el perd?n?, ?a negociar directamente con ETA?, el que era favorable a explorar ?todas las posibilidades de di?logo para acabar con ETA?, como confesaba a Pujol, el que acercaba presos ?por Navidad? para congraciarse con los terroristas de la negociaci?n, el que asegur? que no pensaba exigir a los terroristas ?la entrega de las armas?.

Ese mismo personaje se va a poner en primera fila en la manifestaci?n del s?bado, organizada, una vez m?s, por la secci?n de v?ctimas del terrorismo del Partido Popular, la AVT. ?Para pedir perd?n? No, para exigir que este gobierno no haga nada parecido a lo que ?l hizo, y c?mo lo hizo, o sea sin pedir permiso al Parlamento y con constantes gui?os de cari?o y deseos de perd?n hacia los verdugos.

Y si en alg?n momento dado le entran ganas de arrepentirse (en su caso s?lo cabe la contrici?n perfecta, como todo lo que hace mi ni?o), no faltar? un obispo a su lado, en la manifestaci?n, presto a propinarle un par de bendiciones, ya que no un par de hostias.

Arrepent?os, pecadores.


Publicado por carmenlobo @ 10:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios