S?bado, 03 de junio de 2006
Manolo Saco

http://blogs.20minutos.es


Hay distintas varas de medir y... de pegar. Tras los sucesos, de todos conocidos, en que dos valientes militantes del Partido Popular intentaron agredir con el palo de una bandera a un cobarde ministro, se condena a los polic?as que los detuvieron y no a los presuntos delincuentes que todos hemos visto en las fotos de prensa.


Desde entonces, la polic?a debe de andar con cuidado, y antes de detener a nadie deber? preguntar : ??Es usted del PP, se?or m?o?? La polic?a, que es muy lista, se encontr? ayer de pronto con una manifestaci?n de j?venes madrile?os que hab?an hecho ?una sentada? en el centro de la ciudad para protestar por el precio estratosf?rico de la vivienda. El fil?sofo de los antidisturbios habr? pensado inmediatamente : si protestan por la carest?a de la vivienda es que no tienen nada que ver con las mafias del ladrillo, a las que, por el contrario, todo les parece poco, esas mafias que tanto sustento est?n procurando a la derecha de este pa?s. Luego, son rojos los que ah? veis, querido Sancho.


Por los walki-talkies de los antidisturbios debi? de correr a la velocidad del pensamiento la voz del estratega en forma de capit?n: ?Atenci?n a todas las unidades, camino despejado, a estos les podemos dar ca?a?. Hubo un momento, seg?n cuentan testigos presenciales, en que hab?a m?s polic?as que manifestantes. Las sirenas se pusieron en marcha, como los tambores que animaban anta?o las batallas, y las porras volaron con una destreza que para s? quisieran los que intentaron agredir a Bono.


Luego se retiraron con la satisfacci?n del deber cumplido, que no era otro que reprimir una demanda justa con la punter?a exigida para no causar da?os colaterales; es decir, que ning?n militante del PP despistado pudiera haber salido herido o injustamente detenido.







Publicado por carmenlobo @ 12:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios