Viernes, 28 de abril de 2006
Las plantas adelantan la floraci?n y las aves alteran sus migraciones debido al calentamiento
RAFAEL M?NDEZ
EL PA?S 04-2006



Hace siete a?os, los vecinos del Pirineo de Huesca descubrieron que el nevero de Arrablo, al sur del Monte Perdido, hab?a desaparecido. Era la primera vez que en aquel rec?ndito hueco del Pirineo se fund?a la nieve por completo. Un par de a?os despu?s, la Sociedad Espa?ola de Ornitolog?a (SEO) detect? la presencia del camachuelo trompetero en el Delta del Ebro. Este pajarito es originario de ?frica y vive en zonas ?ridas, fue visto por primera vez en la Pen?nsula en 1969 y desde entonces no ha parado de colonizar hacia el norte. A la vez, en Canarias comenz? a proliferar el alga caulerpa, propia de climas tropicales y hasta entonces habitual de aguas m?s al sur. El Instituto Nacional de Meteorolog?a (INM) afirma que las plantas cada vez florecen antes. ?Es esto el cambio clim?tico? ?Es s?lo el comienzo? ?O es la variaci?n natural del clima? Los expertos se?alan que parece m?s lo primero que lo ?ltimo.

Juan Jos? Sanz, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Cient?ficas (CSIC), rastre? en los archivos del INM para intentar responder a estas preguntas. All?, gracias al trabajo de observadores aficionados durante d?cadas, se puede seguir la llegada de las golondrinas, la floraci?n de los almendros o la ca?da de la hoja: "Los resultados son claros. En los ?ltimos 25 a?os se ha adelantado la floraci?n de los ?rboles y la llegada de aves migratorias, se ha retrasado la ca?da de la hoja y hasta insectos como las abejas aparecen antes. Adem?s, se extienden especies nuevas propias de climas m?s c?lidos", explica Sanz, que particip? en el gran estudio internacional que en 2004 determin? que los p?jaros hab?an adelantado la puesta debido al cambio clim?tico.

Hay muchos m?s ejemplos: un estudio detect? que en el macizo del Montseny se pueden ver hayas por encima de los 1.700 metros de altitud, mientras que en 1945 rara vez pasaban de los 1.600 metros. El bosque asciende conforme la temperatura aumenta. El responsable de la observaci?n de estos fen?menos en el INM, Juan Antonio de Cara, explica que "entre 1985 y 2000 se aprecia un adelanto de 15 d?as en la floraci?n del espino albar, una planta muy conocida y repartida por casi toda Espa?a. Los inviernos son m?s suaves y las yemas brotan antes". En Espa?a ya hay detectadas subidas del nivel del mar porque al ascender la temperatura, el agua ocupa m?s volumen y aumenta de nivel.

Como explica el catedr?tico de la Universidad de Castilla-La Mancha y coordinador del informe sobre los impactos del cambio clim?tico en Espa?a, Jos? Manuel Moreno, "las evidencias del calentamiento son abrumadoras". Las temperaturas m?ximas en Espa?a han aumentado un grado cent?grado en el siglo XX, seg?n el estudio de 800 folios y financiado por el Ministerio de Medio Ambiente.

El problema es saber si este aumento de la temperatura se debe al cambio clim?tico inducido por el hombre o a la variabilidad natural del clima. "Podemos decir que estos aumentos de temperatura, estos cambios en el comportamiento de los animales y fen?menos como la ola de calor de 2003 ser?an muy dif?cilmente explicables en el clima de toda la vida, pero coinciden con lo previsto en el calentamiento inducido por el hombre", explica Moreno. El clima es un p?ndulo que oscila, pero actualmente la actividad humana empuja ese p?ndulo a gran velocidad hacia un lado: el del calentamiento. Nueve de los 10 a?os m?s c?lidos desde que hay registros se han producido desde 1995.

La mano que empuja el p?ndulo son los gases de efecto invernadero, principalmente el di?xido de carbono (CO2). Estos gases se producen al quemar petr?leo, carb?n, gas, cualquier combustible f?sil. Se acumulan en la atm?sfera y frenan la salida del calor que emite la tierra en forma de radiaci?n. En la historia, la concentraci?n de CO2 en la atm?sfera ha variado entre 200 y 300 partes por mill?n (ppm). Actualmente est? en 370 ppm. Las primeras previsiones calcularon que en 2050 la concentraci?n llegar?a a las 550 ppm, pero puede que se alcance antes dado el aumento de la demanda de energ?a. Cada vez que alguien arranca un coche o enciende la luz emite sin saberlo CO2 y contribuye al calentamiento.
Puede que el camachuelo trompetero, la p?rdida de nieve en el Pirineo, una ligera subida del nivel del mar o un descenso en las lluvias parezcan cosas admisibles, nimias, sin importancia. Pero somos extremadamente vulnerables a una variaci?n en el clima. Las sequ?as de 2004 y 2005 demostraron que, si falta la lluvia, el suministro de agua no est? garantizado. En verano de 2003, en medio de una ins?lita ola de calor, fallecieron en Espa?a 12.963 personas m?s que en el mismo periodo del a?o anterior.

Como sentencia el secretario general para el Cambio Clim?tico del Ministerio de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpiri, "el calentamiento es de las cosas realmente importantes y graves que est?n ocurriendo en el planeta. A todo el mundo deber?a preocuparle, por las muertes prematuras de 2003 y porque las olas de calor van a ser cada vez m?s frecuentes, porque las playas est?n desapareciendo y las lluvias disminuyen, porque aparecer?n enfermedades tropicales en Espa?a, porque cualquiera que est? en contacto con el campo ha notado el desplazamiento de especies y porque la tormenta tropical que el a?o pasado lleg? a Canarias puede repetirse y nadie estar? a salvo".

Gonzalo Aizpiri a?ade: "Puede que no podamos frenar el cambio clim?tico, pero s? ralentizarlo y adaptarnos si bajamos las emisiones de gases de efecto invernadero". Adaptarse ser? fundamental porque Espa?a est? en una de las zonas m?s vulnerables al calentamiento y las previsiones son inquietantes: incremento de temperatura de 0,4 grados por d?cada en invierno y de 0,7 grados en verano; disminuci?n general de lluvias, de hasta un 14% en el Mediterr?neo; un clima ?rido en casi toda Castilla-La Mancha y Andaluc?a; subidas del nivel del mar de entre 10 y 68 cent?metros a final de siglo, entre otros augurios.

Moreno insiste en que no hay dudas entre los cient?ficos sobre el proceso e ironiza: "Si todos los cient?ficos del clima estuvieran equivocados, tendr?amos un problema". Si no lo est?n, y el calentamiento est? en marcha, tenemos un problema a?n mayor.


Publicado por carmenlobo @ 10:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios