Mi?rcoles, 12 de abril de 2006

Manuel Saco
29 marzo 2006

Habr?is comprobado que mi periodismo de investigaci?n funciona como un mecanismo de relojer?a. Ni el de Pedro Jota con su mochila fantasma. Mariano Rajoy, a su salida de la reuni?n con ZP en la Moncloa, no se sali? ni un mil?metro del gui?n preestablecido. Imagino los cientos de comentarios que radios, televisiones y prensa escrita dedicar?n hoy al encuentro. Por ello no quiero cansaros m?s de lo que ya est?is con el asunto de la escena del sof?.

Yo he sacado algunas cosas en claro. Una de ellas, que el l?der del partido popular le ha cogido p?nico a los aviones ?peque?os? desde su accidente de helic?ptero, seg?n hemos sabido por la conversaci?n informal mantenida con ZP mientras posaba para la prensa.

La otra, que una vez m?s se repite la idea obsesiva, que ya escenific? en su anterior reuni?n, de que ?l no se deja seducir por los encantos del presidente. Y como todo en ?l es previsible, volvi? a decir aquello de que ?salgo igual que entr?, adem?s de una alusi?n inevitable al ?precio pol?tico? que s? estaba dispuesto a pagar Aznar, pero que ahora no toca porque gobierna Zapatero.

Algunos hablar?n del enigma no resuelto de las razones por las que Mariano Rajoy acudi? a la reuni?n, porque en realidad deducimos que fue a decirle en privado lo que viene repitiendo cansinamente en p?blico. Seg?n dijo, hab?a ido para obtener garant?as de que ?no habr? concesiones directas o indirectas a ETA, que no habr? contactos con organizaciones terroristas, ilegales; que el estado de derecho no est? en tregua?. Es decir, que todo se quede como estaba, que el ?nico proceso de paz posible es la rendici?n sin condiciones de los terroristas.

?l sabe que nosotros sabemos que tal pretensi?n es una estupidez. ?l sabe que nosotros sabemos c?mo se liquid? el mismo problema con el IRA: tras mantener penosos y largos contactos. ?l sabe que nosotros sabemos que en cualquier secuestro la figura del mediador es capital para encontrar la soluci?n. ?Por qu? acudi?, entonces, a la reuni?n? Pues acept? el encuentro porque ?l sabe que nosotros sabemos que a todos nos pareci? que el anuncio por parte de ETA de un ?alto el fuego permanente? les hab?a parecido a los dirigentes del PP una mala noticia, un d?a de alegr?a y esperanza colectiva que ellos se empe?aron en ensombrecer y llenar de dudas y miedos. Porque ?l sabe que nosotros sabemos que desde ese d?a las encuestas confirman que el PSOE le gana casi por diez cuerpos en intenci?n de voto decidida, harta la ciudadan?a de esa doble inmoralidad de falsos salvapatrias.

Se ha hablado hasta el delirio del cambio de actitud de los dirigentes de la extrema derecha veinticuatro horas despu?s del comunicado de ETA. Lleg? a decirse que en ello hab?a influido una llamada del rey a Mariano Rajoy. La raz?n es mucho m?s mezquina. Ni el rey, ni el sentido de Estado, ni el sentido com?n: las encuestas son las que empujaron al l?der de la oposici?n a escenificar que ?l tambi?n ?empuja en la direcci?n adecuada? para conseguir la paz.

Atentos, porque vais a ver cu?n poco dura la dicha en la casa del pobre.




Publicado por carmenlobo @ 12:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios