Lunes, 27 de marzo de 2006
Juan Jos? Millas



La realidad es un traje cosido con mentiras. El mentiroso, que abunda, es muy tenaz. Como no se gusta al mirarse en el espejo, dedica gran parte de su tiempo a modificar las hechuras. Un parche aqu?, un a?adido all?, un bolsillo (falso, claro) a esta altura? Circula estos d?as por internet un espectacular dossier sobre las relaciones entre el Gobierno de Aznar y ETA. Vi?ndolo, se pregunta uno por qu? ning?n periodista ha enfrentado a?n a los dirigentes del PP con lo que le?mos durante aquellos d?as. Los medios que ahora crucifican a Zapatero publicaron entonces editoriales en los que calificaban a Aznar de valiente, de audaz, de gran estadista. Hay titulares a toda p?gina, apoyando la negociaci?n con ETA, que ponen la carne de gallina. El dossier resume tambi?n los hechos comprobados: negociaci?n cara a cara (en mayo de 1999); mociones en el Congreso (dos, en las que se instaba al Ejecutivo a desarrollar una ?nueva orientaci?n en la pol?tica penitenciaria? para propiciar el fin de la violencia.

Entre septiembre de 1998 y septiembre de 1999, el Gobierno del PP orden? el acercamiento de m?s de 120 presos de ETA a c?rceles pr?ximas al Pa?s Vasco. Y permiti? el regreso de m?s de 300 exiliados de la banda. En cuanto a excarcelaciones, durante el mandato de Aznar se produjeron 311. De ellas, 64 correspondieron a terroristas condenados, por asesinatos m?ltiples, a penas superiores a 20 a?os. Como caso especialmente significativo, el dossier destaca el de I?aki Bilbao, condenado a 52 a?os de prisi?n reducidos a 30 por efecto de la acumulaci?n de penas. Finalmente, cumpli? 17. Sali? de la c?rcel el 22 de septiembre de 2000, siendo ?ngel Acebes ministro de Justicia y Mariano Rajoy ministro del Interior. El 21 de marzo de 2002 asesin? a Juan Priede, concejal socialista de Orio.

Pero quiz? lo m?s enternecedor de este dossier es la antolog?a de frases que entonces escuchamos, y aceptamos, con enorme respeto. He aqu? algunas:

??Si los terroristas dejan las armas, sabr? ser generoso? (Aznar, 3-03-98).

??Estoy dispuesto a tomar todas las iniciativas que fuesen necesarias si vi?ramos que pod?a entenderse o pod?an darse pasos positivos para que esta situaci?n de cese de la violencia diese lugar a un proceso definitivo de paz? (Aznar, 3-03-98).

??Con la violencia no se consigue ning?n tipo de ventaja pol?tica, pero estoy dispuesto a ser generoso si es necesario, a ser comprensivo, si eso ayuda al final del terrorismo, es lo que tiene que entender todo el mundo, no es un camino sencillo? (Aznar, 5-03-98).

??Merecer?a la pena hacer el esfuerzo de la generosidad si con ello conseguimos la paz? (Aznar, 4-05-98).

??Por la paz y por sus derechos no nos cerraremos, sino que, por el contrario, nos abrimos a la esperanza, al perd?n, y a la generosidad?? (Aznar, 5-11-98). Como se puede apreciar, Aznar, que se consideraba due?o del Estado, habla con frecuencia en primera persona (?yo ser? generoso, yo ser? comprensivo, yo tomar? las iniciativas necesarias??). Tambi?n sab?a humillarse. He aqu? una peque?a muestra del modo en que imploraba a ETA iniciar contactos:

??El Gobierno, y yo personalmente, he autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberaci?n? Estoy seguro de que al mantenimiento de ese principio (discreci?n) me van a prestar ustedes su colaboraci?n m?s entusiasta? (Aznar, 3-11-98).

??Si no se producen los contactos, es porque ETA no quiere. No hay ninguna otra raz?n? (Aznar, 10-09-99).

??Si se trata de contrastar la voluntad de di?logo de ETA, habr? que hacerlo directamente con la organizaci?n armada? (Piqu?, 4-11-98).

??Los contactos los llevaremos directamente y sin intermediaci?n? (Rajoy, 12- 11-98).

??El Gobierno ha hecho un gesto (el acercamiento de presos) conforme a la voluntad y el deseo de que llegue la paz? (Rajoy, 26-12-98).

??El proceso y el procedimiento ser?n largos. No podr? haber nunca ni vencedores ni vencidos? (Mart? Flux?, 28-11-97).

No me queda espacio para continuar las citas. El dossier es un espejo en el que, en teor?a, nadie del PP se podr?a mirar sin sentirse avergonzado. Pero para sentir verg?enza hace falta pudor. ?Imaginan a un Zaplana pudoroso? ?A un Acebes digno? ?A un Aznar noble? ?A un Rajoy delicado? Son, casi, contradicciones en los t?rminos. Lo dicho: la realidad es un traje cosido con mentiras.





Publicado por carmenlobo @ 8:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios