Martes, 07 de marzo de 2006

MANUEL VICENT
EL PA?S - ?ltima - 08-01-2006


En La Habana me despertaba el gallo del vecino a las seis en punto de la ma?ana. Antes de que clarearan las cortinas y se oyera ning?n grito en el solar el gallo cantaba con tanta energ?a que parec?a que la historia de la humanidad iba a comenzar de nuevo en ese momento y esto sucedi? desde mi llegada a Cuba durante una semana entera hasta que en la madrugada del nuevo a?o el gallo dej? de cantar.

Al d?a siguiente, viendo que su silencio era muy consagrado, pregunt? qu? le pudo haber pasado al animal. Su cresta estar?, tal vez, flotando en el mar, me dijeron, en cuya orilla habr? sido sacrificado a Chang?, la divinidad que gobierna el vigor de los sentidos. Su sangre se la habr?n dado a beber al santo, reservando la pechuga y los muslos para sus devotos.

Nada ha cambiado. Antes de morir, con el tarro de la cicuta en la mano, tambi?n S?crates record? a su disc?pulo Crit?n que le deb?a un gallo a Esculapio, el dios de la salud. Este misterio socr?tico lo recordaba yo mientras sonaba el tambor de fundamento en la Casona de Cuca, en los altos del barrio de V?bora, durante la ceremonia en que una fracci?n contestataria de babalaos, sacerdotes de If?, lanzaba los augurios del a?o. Todo ir? bien si acompa?amos nuestras plegarias a Obatal? con raspaduras de arreos de caballo, ma?z crudo, aguardiente, manteca de corojo, miel de abeja, cascarilla y un roedor silvestre llamado jut?a, ahumado, de carne muy apreciada por los dioses y los humanos.

Con respecto a la naturaleza los vaticinios de los babalaos de If? son muy parecidos a los que promulga el Calendario Zaragozano: este a?o habr? terremotos, inundaciones y sequ?as, olas de fr?o y de calor, aunque no se especifica d?nde ni cu?ndo. Por lo dem?s, morir?n algunos pol?ticos famosos, habr? guerras y enfermedades desconocidas, y s?lo se salvar?n quienes refresquen a Ogg?n con agua de coco y coloquen una cabeza de carnero en puntos estrat?gicos para que no entren los enemigos del alma.

En el dintel de la Casona de Cuca pend?a un pollo sin cabeza sobre la gorra blanca del babalao que impart?a la Letra del A?o 2006 entre una imagen del Coraz?n de Jes?s y otra de Santa B?rbara.

Todos los magos del mundo se aseguran el futuro con comida y regalos a los dioses, bien con oro, incienso y mirra los muy ricos, bien con un h?gado de gato los m?s pobres.
El mismo S?crates mand? sacrificar un gallo a Esculapio antes de morir y la cresta del que a mi me despertaba en La Habana tambi?n estar? ya en el reino de los muertos, con tanto br?o como cantaba.





Publicado por carmenlobo @ 8:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios