Mi?rcoles, 22 de junio de 2005

Osho
"El camino abierto del Amor"




(...)Dos personas se encuentran y eso significa que dos mundos se encuentran, no es algo simple sino muy complejo, lo m?s complejo que hay. Cada persona es un mundo en s? mismo, un misterio complejo con un largo pasado y un futuro eterno. Al principio se encuentran las periferias, pero si la relaci?n crece en intimidad, se vuelve m?s profunda, entonces los centros empiezan a encontrarse m?s y m?s... eso se llama amor.
Cuando se encuentran las periferias, es un "conocido", tocas a la persona desde afuera, justo desde el borde, eso es un conocido; muchas veces empiezas a llamar "amor" a tus conocidos, entonces est?s en una falacia: ser conocido no es amor.
El amor es muy raro.
Encontrar a una persona en su centro es pasar t? mismo por una revoluci?n.(...)
Tendr?s que volverte vulnerable, absolutamente vulnerable, abierto. Esto es riesgoso. Permitir que alguien llegue a tu centro es riesgoso, peligroso,
porque nunca sabes qu? es lo que te har? esa persona,
y una vez que todos tus secretos son conocidos, una vez que quedas totalmente expuesto, nunca sabes lo que har? la otra persona.
El miedo est? all?, es por eso que nunca nos abrimos.
Somos s?lo conocidos, y pensamos que el amor ha sucedido. Se encuentran las periferias y pensamos que nos hemos encontrado. No eres tu periferia, realmente la periferia es el l?mite donde terminas, la cerca que hay alrededor tuyo, no eres t?, la periferia es el lugar donde t? terminas y el mundo comienza.

Entonces, lo primero que hay que entender: no tomes a los conocidos por amor. Puede que est?s haciendo el amor; relacionado sexualmente, pero el sexo tambi?n es perif?rico.
A no ser que los centros se encuentren, el sexo es s?lo el encuentro de dos cuerpos, y un encuentro de dos cuerpos no es tu encuentro. A trav?s del sexo tambi?n sigues siendo s?lo un conocido.
Puedes permitir que alguien entre en tu centro s?lo cuando no tienes miedo, cuando no eres temeroso.
Por eso te digo que hay dos maneras de vivir:
orientado hacia el miedo u orientado hacia el amor.
El modo de vivir orientado hacia el miedo nunca puede llevarte a una relaci?n profunda. Permaneces con miedo, y no le puedes permitir al otro que penetre al centro mismo de tu ser... permites que el otro se acerque hasta un cierto punto y luego la pared... y todo se detiene.
(...)La persona orientada hacia el amor es alguien que no tiene miedo del futuro, alguien que no tiene miedo del resultado y la consecuencia, alguien que vive aqu? y ahora.
Eso es lo que Krishna le dice a Arjuna en el Gita:
No te preocupes por los resultados, esa es la mente orientada hacia el miedo. No pienses en lo que suceder? a consecuencia de lo que hagas.
Permanece aqu?, nada m?s, y act?a totalmente.
No calcules.
Una persona orientada hacia el miedo siempre est? calculando, planeando, haciendo arreglos, poni?ndose a salvo. Toda su vida se pierde de esa manera.

Si puedes estar en este momento, este presente, esta plenitud, s?lo entonces puedes amar.
El amor es un raro florecimiento. S?lo a veces sucede.
Millones y millones de personas viven en la falsa actitud de que son amantes.
Creen que aman, pero esa es s?lo su creencia.
El amor es un raro florecimiento y es raro porque puede suceder solamente cuando no hay miedo, nunca puede suceder antes. Esto significa que el amor puede sucederle solamente a una persona profundamente espiritual y religiosa.
El sexo es posible para todos, los conocidos son posibles para todos, pero el amor no.
Cuando no tienes miedo, entonces no hay nada que ocultar, entonces puedes ser abierto, puedes retirar todas tus fronteras y puedes invitar a la otra persona a penetrar en ti hasta el centro mismo.
(...) cuando tu no eres miedo, el otro tambi?n se vuelve libre del miedo. En tu amor, el miedo est? siempre presente. Es s?lo un acuerdo entre dos personas temerosas que dependen el uno del otro, peleando, explot?ndose, manipul?ndose, control?ndose, dominando, poseyendo... pero no es amor.
Si puedes permitir que el amor suceda, entonces no hay necesidad de plegaria, no hay necesidad de meditaciones, no hay necesidad de ninguna iglesia, de ning?n templo.
Si puedes amar, puedes olvidarte completamente del miedo, porque a trav?s del amor todo te habr? sucedido: la meditaci?n, la plegaria, Dios, todo te habr? sucedido.
Eso es lo que Jes?s quiere decir cuando anuncia:
Dios es amor.
Pero el amor es dif?cil. Debes abandonar el miedo.
Y lo extra?o es que tienes tanto miedo y no tienes nada que perder...




Publicado por carmenlobo @ 18:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios