Martes, 21 de junio de 2005


Pensar ?soy la mente?, es inconsciencia. Saber que la mente s?lo es un mecanismo como lo es el cuerpo, saber que la mente est? separada... Viene la noche y despu?s viene la ma?ana; y t? no te identificas con la noche. No dices: ?Soy la noche?; y tampoco dices: ?Soy la ma?ana?. Viene la noche y despu?s viene la ma?ana; viene el d?a y despu?s vuelve la noche; la rueda contin?a girando, pero t? te das cuenta de que no eres estas cosas. Lo mismo ocurre con la mente. Aparece la ira pero t? te olvidas: te conviertes en ira. Viene la avaricia y te olvidas: te conviertes en avaricia. Se presenta el odio y te olvidas: te conviertes en odio. Eso es inconsciencia. Conciencia es darse cuenta de que la mente est? llena de avaricia, llena de ira, llena de odio o llena de lujuria, pero t? s?lo eres un observador. Entonces puedes ver c?mo surge la avaricia y se convierte en una gran nube oscura que despu?s se dispersa; y t? no has sido tocado. ?Cu?nto tiempo pueden quedarse? Tu ira es moment?nea, tu avaricia es moment?nea, tu lujuria es moment?nea. Simplemente observa y te quedar?s sorprendido: vienen y se van. Y t? permaneces all?, intocado, fresco, tranquilo.


La cosa m?s b?sica a recordar es que cuando te sientas bien, en un estado de ?xtasis, no debes pensar que va a ser un estado permanente. Vive el momento tan alegremente, tan animadamente como puedas, sabiendo muy bien que ha venido y se ir?, como la brisa que entra en tu casa, con toda su fragancia y frescor, y sale por la otra puerta.

Esto es lo m?s fundamental. Si piensas que puedes hacer que tus momentos de ?xtasis sean permanentes, ya has empezado a destruirlos. Cuando vengan, agrad?celos; cuando se vayan, si?ntete agradecido a la existencia. Permanece abierto. Ocurrir? muchas veces; no enjuicies, no seas un elector. Permanece libre de elecciones. S?, habr? momentos en los que te sentir?s desgraciado. ?Y qu?? Hay personas que se sienten desgraciadas y no han conocido ni un momento de ?xtasis; t? eres afortunado. Incluso en medio de tu desgracia, recuerda que no va a ser permanente; tambi?n pasar?, por eso no dejes que te altere demasiado. Permanece sereno.

Como el d?a y la noche, hay momentos de alegr?a y momentos de tristeza; ac?ptalos como parte de la dualidad de la naturaleza, son la naturaleza misma de las cosas. Y simplemente eres un observador: no te conviertes ni en la felicidad ni en la desgracia. La felicidad viene y se va, la desgracia viene y se va. Pero hay algo que siempre est? all? ?siempre y en todo momento? y ?se es el observador, el testigo.

Poco a poco ve centr?ndote m?s en el observador. Vendr?n d?as y vendr?n noches... vendr?n vidas y vendr?n muertes... vendr?n ?xitos y fracasos. Pero si permaneces centrado en el observador ?porque es la ?nica realidad en ti? todo es un fen?meno pasajero.

S?lo por un momento trata de sentir lo que te digo: simplemente s? un testigo...

No te aferres a ning?n momento porque es hermoso ni alejes de ti ning?n momento porque es desgraciado. Deja de hacer eso. Lo has estado haciendo durante vidas enteras. Nunca has tenido ?xito hasta ahora y nunca lo tendr?s, jam?s. El ?nico modo de ir m?s all?, de permanecer m?s all?, es encontrar el lugar desde el que puedes observar todos estos fen?menos cambiantes sin identificarte. Todo pasa, pero t? permaneces. T? eres la realidad; todo lo dem?s s?lo es un sue?o. Hay sue?os muy hermosos, hay pesadillas... pero no importa que se trate de un sue?o precioso o de una pesadilla; lo importante es la persona que est? viendo el sue?o. Ese vidente es la ?nica realidad.

Publicado por carmenlobo @ 5:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios