Domingo, 19 de junio de 2005
Entre boleros y sue?os latinoamericanos en los suburbios
de Par?s

Anna Kurtycz



Las incursiones a los suburbios parisinos est?n siempre llenas de im?genes e impresiones. Mundos distintos conviven en un mismo espacio urbano, a veces escondidos detr?s de una puerta o una cortina. Esta vez el pretexto ha sido una obra de teatro presentada en el teatro Aleph en Ivry-sur-Seine, titulada Le Che que j?aime. Una oportunidad para mezclar boleros y sue?os latinoamericanos con la vida cotidiana.


Par?s, Francia.- Cuando salimos de la estaci?n Pierre Curie, en Ivry-sur-Seine, la noche ha ca?do. La oscuridad de la calle nos permite descubrir peque?as escenas a trav?s de las vitrinas y ventanas iluminadas. Un grupo de hombres viendo la televisi?n, una mujer fumando en una silla alta, una ni?a haciendo su tarea sobre una mesa. Mientras caminamos nos sorprende esa ef?mera coincidencia, esa posibilidad de apropiarse de im?genes in?ditas y casi secretas que quedan grabadas en nuestra memoria.


Como a?n tenemos tiempo antes del teatro, nos dirigimos al restaurante bar La Tipaza, en la calle Victor Hugo, para comer unos generosos platos de couscous y construir los planes de nuestra vida sobre los manteles de papel, entre las manchas del caldo y la s?mola. El lugar sigue siendo igual al recuerdo, los muros pintados de amarillo, la luz ne?n que ilumina la calle, un cliente bebe en la barra, la televisi?n pinta la cara de los presentes de una luz azulada. Los due?os nos reciben sonrientes, como si fu?ramos viejos clientes y nos instalan en el mismo lugar que la primera vez, hace un a?o.


Tras la cena nos dirigimos al Teatro Aleph en la calle Christophe Colomb a la vuelta del restaurante. En la esquina nos paramos un momento a observar una tienda de abarrotes, con sus muros pintados de verde y la luz de un foco iluminando las cajas de frutas y verduras, que nos recuerda una de esas escenas del pintor Edward Hopper y de sus personajes atrapados en la soledad urbana.


El peque?o teatro nos acoge c?lido y on?rico. Como siempre nos sorprende agradablemente encontrar ese espacio familiar, los actores platicando con el p?blico antes del espect?culo y los clientes habituales degustando los platos t?picos chilenos en el bar. A la llamada del presentador, los espectadores subimos al segundo piso del teatro y nos instalamos frente a la peque?a escena.


El Che que yo amo relata un domingo en Radio Mequegua y su emisi?n ?Amores vividos? a la que asisten distintos personajes. A trav?s de las historias de amor y los boleros, interpretados en escena por un grupo de m?sicos y actores, el espectador es invitado a recorrer la historia de Am?rica Latina, entre sus luchas revolucionarias, la pol?tica, el amor y los sue?os. La obra dirigida y escrita por Oscar Castro forma parte de una trilog?a alrededor de tres figuras latinoamericanas: Allende, Neruda y El Che y se sit?a en la misma l?nea de compromiso planteada por el teatro Aleph desde sus or?genes, primero en Chile y m?s tarde en el exilio.


Como en ocasiones anteriores el peque?o teatro Aleph y el grupo de actores que en ?l trabajan dan muestra de gran profesionalismo a trav?s de una expresi?n teatral fresca y al mismo tiempo comprometida, invit?ndonos a re?r y a reflexionar al mismo tiempo. La integraci?n de la m?sica a la obra, como uno de los personajes principales, es uno de los aciertos principales permitiendo resaltar la calidad de los artistas (que act?an, cantan y bailan) y al mismo tiempo conducir la narraci?n.


Tras un merecido aplauso los actores se integran al p?blico y el di?logo se contin?a en el bar. Hablamos sobre el papel de la m?sica como memoria y del trabajo del teatro Aleph no solo a trav?s del espect?culo sino a trav?s de la formaci?n (una escuela de teatro funciona ah? durante el d?a) y de los espect?culos itinerantes. Al salir, el fr?o nos sorprende y retomamos nuestro camino rumbo al metro. Antes de doblar la esquina volteamos para verificar que el peque?o espacio latinoamericano sigue ah? y nos alejamos tarareando boleros y canciones de amor.


Para saber m?s sobre el Teatro Aleph: www.theatrealeph.fr.fm


Publicado por carmenlobo @ 23:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios