Mi?rcoles, 08 de junio de 2005
Martes 7 de junio,

Ex s?per modelo lucha contra mutilaci?n genital en Europa
Foto: AP



Imagen



(AP) - VIENA (AP) _ Los ojos de la ex s?per modelo Waris Dirie muestran una determinaci?n tan intensa que irradian ira a medida que explica porqu? est? dedicando su vida a erradicar la mutilaci?n genital de las ni?as.

"Hay millones de ni?as j?venes, sin esperanzas y desesperadas, que necesitan ayuda, una voz", dijo.

Dirie salt? a la fama como s?per modelo con los anuncios de Chanel y actuando en una de las pel?culas de James Bond. En 1996 lanz? su campa?a narrando su propia experiencia: cuando ni?a fue mutilada en su nativa Somalia.

Ahora est? llevando a Europa su batalla para crear conciencia. En su ?ltimo libro, "Desert Children" ("Ni?os del desierto"), advierte sobre el riesgo de mutilaci?n de medio mill?n de ni?as en el viejo continente, la mayor?a v?ctimas de la cultura de las comunidades inmigrantes, que a?n mantienen dicha tradici?n.

La descripci?n franca y espeluznante de Dirie sobre su suplicio de ni?a cuando le cortaron los genitales con una navaja sucia, y sin anestesia, conmocion? al mundo, que s?lo ten?a su imagen de hermosa mujer que aparec?a en la portada de revistas y que actu? en "The Living Daylights" en 1987, una de las decenas de pel?culas de Bond.

Desde entonces ha descrito su experiencia en su autobiograf?a "Desert Flower" y "Desert Town" ("Flor del desierto" y "Pueblo del desierto"). Tambi?n se ha desempe?ado como embajadora de buena voluntad para las Naciones Unidas.

En "Desert Children" describe lo extendido que est? el problema de la mutilaci?n en Europa y c?mo las sociedades europeas lo est?n ignorando.

"Esto est? pasando justo aqu?", dijo Dirie, de 40 a?os, en una entrevista con The Associated Press en su oficina en un rascacielos de Viena con vista al Danubio.

"No tenemos una excusa o una raz?n para decir, 'Oh, esto est? pasando en alguna zona de Africa. No es nuestro problema'".

En su ?ltimo libro, Dirie describe la manera en que ella y otras personas investigan la mutilaci?n en Europa.

"Una mujer, nacida en Berl?n, criada en Berl?n, pero mutilada seg?n la tradici?n africana. Esa es la realidad en Alemania. Me enfurece, me entristece", escribe Dirie sobre una ni?a que fue mutilada cuando visit? Gambia, el pa?s de sus padres.

El libro incluye un listado de 15 objetivos que Dirie quiere cumplir. Entre ellos est? el que cada comunidad religiosa se oponga firmemente a la mutilaci?n genital, y que todos los pa?ses europeos consideren a las v?ctimas de este delito como candidatos para el asilo.

"S? que hay una bomba de tiempo en Europa", concluy? Dirie en su ep?logo, que titul? "Tengo un sue?o".

"Pero nadie est? escuchando. Porque nadie quiere escuchar la verdad".

Philip Tod, el portavoz de la Comisi?n Europea (CE) para la Protecci?n de la Salud y del Consumidor, dijo que el organismo no ten?a informaci?n sobre cu?ntas ni?as han sido mutiladas en Europa o corren peligro de ello.

Sin embargo, parece que la Uni?n Europea est? comenzado a reconocer el problema. En septiembre del 2006 entrar? en vigencia una directiva que apunta a que las mujeres bajo riesgo de mutilaci?n genital puedan aspirar al asilo en pa?ses de la UE, dijo Friso Roscam Abbing, portavoz de la CE para la libertad, seguridad y justicia.

Los expertos aseguran que la mutilaci?n genital, considerada por muchas comunidades como la manera de mantener a las mujeres sexualmente "limpias" para poder casarse, pone en riesgo la vida de las v?ctimas por desangramiento o infecci?n. Muchas mujeres mutiladas sufren de una manera horrible, particularmente mientras orinan o est?n menstruando. La mayor?a jam?s siente placer sexual.

En todo el mundo, de 100 a 140 millones de personas han sido v?ctimas de mutilaci?n genital, y alrededor de 2 millones de ni?as corren el riesgo cada a?o, seg?n dice la Organizaci?n Mundial de la Salud, que agrega que la pr?ctica de esta costumbre puede provocar una infecci?n fatal, propagar el sida y provocar problemas f?sicos, psicol?gicos y sexuales.

"Desert Children" reta el argumento de que la mutilaci?n es parte de una cultura y que como tal ha de ser respetada.

"No estamos hablando de bailes tradicionales, comidas tradicionales y costumbres de tribus", escribe Dirie. "Estamos hablando sobre la tortura de mujeres. Es violencia criminal contra las ni?as peque?as".

Dirie dijo que tiene la certeza de erradicar la pr?ctica de una vez por todas.

"Cualquier cosa es posible", dijo. "Si el muro de Berl?n fue derrumbado, si el apartheid en Sud?frica se acab?... el cambio llegar?".

Pero tomar? tiempo. En tanto, una ni?a es mutilada cada 17 segundos en alguna parte del mundo, seg?n relata Dirie en "Desert Children".

___



Publicado por carmenlobo @ 0:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios