Lunes, 28 de marzo de 2005

Estudio de la Universidad de Alicante y la NASA

La temperatura del Mediterráneo aumenta cinco veces más rápido que en el resto de los mares


Agencias
28/03/05, 15.35 horas

Imagen

La temperatura en superficie del Mediterráneo aumentó 0,75 grados centígrados entre 1993 y 2003, lo que supone cinco veces más que la media del resto de mares y océanos del planeta, según una investigación del Laboratorio de Geodesia Espacial de la Universidad de Alicante en colaboración con la NASA.

La investigadora principal del estudio científico, la matemática de la Universidad alicantina (UA) Isabel Vigo, explicó que ese incremento de la temperatura del Mediterráneo —que corresponde a 0,075 grados centígrados al año— es una "diferencia significativa" con respecto a la media de los océanos, que en esa década se calentó 0,15 grados —a un promedio de 0,015 anuales—.

Según la científica, la alta tasa de calentamiento del Mediterráneo es "un indicador de que algo está pasando" aunque no se puede precisar en qué medida es atribuible esta modificación de los valores térmicos a la acción del hombre, por ejemplo a causa del calentamiento global por las emisiones de dióxido de carbono, o a los factores naturales.


Además, en el ’Mare Nostrum’, el calentamiento se ha acelerado en los últimos años, ya que en la década de 1980 la media era de un aumento de 0,3 grados por década, mientras que más recientemente esta progresión se ha disparado hasta el citado 0,75, más del doble, que permite prever que a la progresión actual la temperatura suba un grado por cada 14,3 años.

Según la directora del estudio, se trata de "un problema nuevo en la historia del hombre que, aunque no se debe subestimar, no debe ser interpretado de forma alarmante".

En su opinión, los estudios reflejan que "algo no va bien en los ecosistemas", ya que el estado de los mares y océanos son interpretados por la comunidad científica internacional como uno de los indicadores de "la salud de la Tierra".

Por zonas, la zona más occidental del Mediterráneo —frente a las costas españolas— es una de las que ha registrado una subida más moderada de las temperaturas, con 0,63 grados centígrados entre 1993 y 2003.

Sin embargo, el aumento medio ha sido superior en ese periodo en el mar Negro, de 0,94 grados centígrados; en el Adriático, de 0,87; Egeo, de 0,76, y Jónico sur, de 0,74.

Isabel Vigo es la único española elegida investigador principal del medio centenar de proyectos científicos que desarrolla la NASA y la Agencia Espacial francesa (CNES) en la misión ’Ocean Surface Topography’, en materia de investigación en geodesia espacial.

Esta ciencia se ocupa de los "posicionamientos globales" en la superficie de la Tierra, es decir, de determinar la forma y tamaño del planeta y las variaciones del campo gravitatorio y magnético del globo.

Estos estudios son posibles en la actualidad gracias a los datos provenientes de varios satélites, entre ellos el Jasón I y próximamente el Jasón II, que será lanzado al espacio en 2006.

En el proyecto liderado por Vigo también participan los científicos José Manuel Ferrándiz y David García, de la UA, y Juan José Martínez Benjamín, de la Universidad Politécnica de Cataluña.

El Laboratorio de Geodesia Espacial del que forma parte Vigo es el único español, junto con el Instituto Nacional de Técnica Aeronáutica (INTA), que tiene un acuerdo de cooperación suscrito con la NASA (data del año 2000) para investigar en este área y, pese a que no conlleva financiación, sí faculta al acceso de datos y a la consultoría científico-técnica.


Publicado por carmenlobo @ 18:25  | Internacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios