Domingo, 20 de marzo de 2005
APRENDER A PENSAR
Por Gisela Grunin



La filosof?a se suele asociar con hombres tan viejos como sabios, que se paseaban por las calles de la Antigua Grecia. O con una de las materias del secundario sobre lo que dijeron estos grandes fil?sofos. Pero esto no siempre es as?. Hay escuelas en las que se "practica filosof?a" y, aunque parezca muy complicado, los estudiantes mantienen verdaderas "discusiones filos?ficas".
Seg?n expertos, se puede hacer filosof?a -entendida de esta manera- desde que se aprende a hablar ?desde el jard?n de infantes! De hecho, un fil?sofo norteamericano llamado Matthew Lipman dise?? en 1969 el programa de Filosof?a para Ni?os que comienza con actividades para filosofar desde los 3 a?os.
El programa, que hace m?s de diez a?os se practica en algunas escuelas de Argentina, incluye libros con historias para pensar. Plantean problemas que generan preguntas como "?qu? es el amor?", "?qu? es pensar?", "?de d?nde venimos?", "?qu? es el tiempo?", "?por qu? nos hacemos preguntas?", "?este es el mejor mundo en el que podemos vivir?", "?qu? es jugar?", "?d?nde est? la memoria?" y otras indagaciones que seguramente todos nos hicimos alguna vez.
As? es que, para algunas personas, la filosof?a no est? reservada s?lo para los adultos que leen muchos libros y van a la universidad, sino que todos pueden intentar practicarla. Pero, empecemos por el principio: ?qu? es la filosof?a?
"La filosof?a es hacerse preguntas, tener ganas de ser curiosos, de no creer que lo que nosotros pensamos es la ?ltima palabra. Hacer filosof?a es una actitud de cuestionamiento constante que pueden tener tanto los ni?os y ni?as como las mujeres y los hombres adultos", dijo Stella Accorinti, presidenta del Centro de Investigaciones de Filosof?a para Ni?os.
"La filosof?a tiene que ver con reflexionar sobre la propia experiencia del mundo, sobre cuestiones que necesitan tener un sentido que no se encuentra f?cilmente. La posibilidad de buscar ese sentido requiere el esfuerzo de pensar. Y es un esfuerzo porque hablamos de cuestiones dif?ciles", complet? Vera Waksman, coordinadora de formaci?n permanente en filosof?a para ni?os de la Secretar?a de Extensi?n Universitaria de la UBA.
"La tarea de un fil?sofo -agreg? Accorinti- es preguntarse de una manera cr?tica, creativa y cuidadosa por los dem?s. Y es el 'pensamiento cuidadoso' es el que m?s nos deber?a importar porque de poco sirve si alguien es brillante y creativo si no es cuidadoso y respetuoso con los dem?s", dijo Accorinti, autora de "Introducci?n a la Filosof?a para Ni?os" (editorial Manantial).
Pensar no es nada f?cil, es un trabajo que requiere esfuerzo, sobre todo cuando se trata de cuestionar las cosas que nos parecen m?s cercanas o familiares. A veces, lo que nos resulta m?s obvio se vuelve extra?o y dif?cil cuando nos preguntamos profundamente qu? es.
Pero, ?qu? diferencia hay entre una profunda charla entre amigos y una discusi?n filos?fica? Por empezar, no se hace filosof?a por casualidad. "Lo principal en la pr?ctica de la filosof?a es la experiencia del problema, es decir, cuando uno tiene conciencia de que una pregunta es dif?cil y tiene la necesidad de investigar", explic? Waksman.
Hay frases que no plantean ninguno de estos grandes problemas, como por ejemplo: "?Qu? hora es?". Pero si la pregunta es "?Qu? es el tiempo?" ya no se espera un respuesta inmediata, hay que ponerse a investigar, a pensar, a filosofar.
Esto implica un riesgo, porque la filosof?a no se propone llegar a encontrar una ?nica respuesta v?lida para cada pregunta. Es que las preguntas filos?ficas son complicadas y tienen muchos tipos de respuestas.
"Lo que hacemos es investigar un tema que nos preocupe, no para llegar a posiciones encontradas entre todos sino para tratar de que el tema tenga m?s sentido", dijo Waksman, autora, junto a Walter Kohan, de los libros "Filosof?a para ni?os" y "Filosof?a con ni?os" de Ediciones Novedades Educativas.
Como ejemplo, Waksman explic? que "el concepto de 'Tiempo' es muy cercano y a la vez muy abstracto. En una clase, algunos dec?an que el tiempo es 'algo que est? en las cosas', otros dec?an que es 'algo que est? en la cabeza de las personas' y otro grupo sosten?a que es 'algo que ocurre m?s all? de todo'".
Por eso, aunque algunos adultos digan que los ni?os no pueden pensar cosas tan complicadas o que los adolescentes no leen y no les preocupa nada m?s que la m?sica o la televisi?n, muchos docentes y estudiantes ya comprobaron que la filosof?a puede practicarse exitosamente en las escuelas.


TIEMPO PARA PENSAR


Estudiantes de primero a quinto a?o del colegio Paideia del barrio de Villa Crespo de la Capital Federal hacen filosof?a en el aula. Cableni?os particip? de una sesuda y filos?fica discusi?n de los estudiantes de primer a?o sobre el significado del tiempo.
Ante alumnos sentados en sus bancos formando una gran ronda, la profesora Vera Waksman comenz? la clase con la lectura de algunas frases con la palabra "tiempo" que los estudiantes escribieron en sus casas: "El tiempo vuela, corre y pasa", "los tiempos verbales", "hoy hay buen tiempo" y "el tiempo es oro" fueron algunas de las oraciones escritas en el pizarr?n.
Enseguida, como por arte de magia o de la filosof?a, las manos de los estudiantes se levantaron todas juntas para hacer preguntas: "?A qu? tiempo se refiere?" ?Qu? quiere decir que el tiempo pasa?" "?Se puede parar el tiempo?" Y entre todos fueron encontrando algunas respuestas. Constanza dijo que "el tiempo existe pero no es un objeto, es una referencia de la vida de los hombres. Pero si todos nos ponemos de acuerdo y nos quedamos quietos, yo creo que el tiempo no pasa". Alan escuch? atentamente a su compa?era pero no coincidi? con ella, pues para ?l "no se puede parar el tiempo porque todo se mueve igual, hasta la Tierra se mueve".
Joaqu?n agreg? que "el tiempo es una medida que se tom? en relaci?n al movimiento de los planetas" y Juan defini? que "en realidad el tiempo es un invento del hombre". Sin embargo, muchos de sus compa?eros aseguraron que lo que el hombre (y las mujeres) hab?an inventado eran las horas y los minutos, pero que el tiempo ya exist?a "en la era de los dinosaurios".
En lo que casi todos acordaban era que "con el tiempo las cosas cambian" y que entonces el "tiempo" y el "cambio" se relacionaban de alguna forma. Pero, ?las cosas cambian porque est?n "en" el tiempo o porque hay alguien que puede pensar "en su cabeza" que esos cambios ocurren porque pasa el tiempo?
A esa altura alguien desde el fondo se quej?: "?es que nunca vamos a llegar a una respuesta concreta?". Y la respuesta lleg? desde uno de sus compa?eros: "no podemos responder todas las preguntas, pero podemos pensarlas", dijo Juan.
Entonces la profesora ley? un texto de un fil?sofo y volvieron a aparecer preguntas. Esta vez los estudiantes se reunieron en peque?os grupos para charlarlas. "?Hay que responder con "fundamentos"?", quiso saber Marisa. Y s?, hab?a que utilizar "fundamentos" porque sino no se trataba de Filosof?a.
Luego de deliberar un rato el grupo de Nicol?s afirm? que "el tiempo no pasa s?lo para nosotros los hombres sino para todas las cosas porque se ponen viejas y deterioradas". Pero Leila, que estaba en otro grupo, lleg? a una conclusi?n diferente: "El tiempo no le pasa a nadie, est? en la cabeza de nosotros. Aunque el tiempo es m?s que una palabra, existe igual", dijo.
?Cu?ntas ideas! El tiempo de la clase terminaba y la profesora pidi? que vean algunas pel?culas para discutir la semana siguiente. Cuando son? el timbre todos tardaron un poco m?s que de costumbre en salir de sus bancos. Hab?an estado filosofando y las preguntas y las ideas todav?a sobrevolaban sus cabezas.



Publicado por carmenlobo @ 22:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios