Mi?rcoles, 02 de marzo de 2005
Nuestro objetivo final

Palabras de Peter Benenson
con motivo del cuadrag?simo aniversario de AI.
Amnist?a Internacional, febrero del 2005.







El 28 de mayo de 1961 escrib? en el diario brit?nico The Observer un art?culo del que nacer?a Amnist?a Internacional. Un art?culo que empezaba con estas palabras: "Abran el peri?dico cualquier d?a de la semana y descubrir?n que alguien, en alguna parte del mundo, ha sido encarcelado, torturado o ejecutado porque sus opiniones o su religi?n resultan inaceptables para el gobierno de su pa?s... El lector se queda con una amarga sensaci?n de impotencia. Si estos sentimientos pudieran unirse en una acci?n com?n... podr?a hacerse algo positivo."
Han transcurrido 40 a?os desde entonces, y Amnist?a Internacional ha logrado muchas victorias. Sus archivos est?n repletos de cartas de personas que fueron presos de conciencia o v?ctimas de la tortura, en las que agradecen el esfuerzo de la organizaci?n y el cambio que ?sta llev? a sus vidas. Hoy la tortura est? prohibida por un acuerdo internacional. Cada a?o rechazan la pena de muerte m?s pa?ses. El mundo dispondr? pronto de una Corte Penal Internacional para garantizar que las personas acusadas de los peores cr?menes del mundo rinden cuentas ante la justicia. La existencia misma de la Corte tendr? un efecto disuasivo para la comisi?n de ciertos delitos.

Sin embargo, el desaf?o sigue siendo enorme: la tortura est? prohibida, pero en dos terceras partes de los pa?ses del mundo sigue cometi?ndose en secreto, y a?n son demasiados los gobiernos que permiten que sus agentes encarcelen arbitrariamente, asesinen y cometan ''desapariciones'' con impunidad.

Pero los que hoy sienten esa amarga impotencia pueden hacer algo: pueden apoyar a Amnist?a Internacional. Pueden ayudarla a alzar su voz en defensa de la libertad y la justicia.

En 1961 escrib?: "Hace un centenar de a?os, la presi?n de la opini?n p?blica logr? la emancipaci?n de los esclavos". Lo que necesitamos hoy es que la presi?n de la opini?n p?blica ayude a Amnist?a Internacional a lograr su objetivo final: el cierre de la organizaci?n. S?lo entonces, cuando el ?ltimo preso de conciencia haya sido liberado, cuando la ?ltima c?mara de tortura haya cerrado sus puertas, cuando la Declaraci?n Universal de Derechos Humanos sea una realidad para los pueblos del mundo, s?lo entonces consideraremos acabada nuestra labor.



Publicado por carmenlobo @ 0:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios