Jueves, 26 de julio de 2012

« (...) el hombre que salió por la Puerta en el Muro ya no será nunca el mismo que entró por ella. Será más instruido y menos satisfecho de sí mismo, reconocerá su ignorancia más humildemente, pero al mismo tiempo, estará mejor equipado para comprender la relación de las palabras con las cosas, del razonamiento sistemático con el insondable Misterio que trata, por siempre jamás, vanamente, de comprender.» (Aldous Huxley, Las puertas de la percepción)

Aldous Huxley, escritor, visionario y filósofo, fue uno de los pioneros más relevantes en el campo de la psiquedelia. Nacido en el seno de una familia británica de reputada tradición intelectual, pasó su infancia entre libros, y a pesar de quedarse prácticamente ciego a raíz de una enfermedad que sufrió durante la adolescencia, su infinita curiosidad acabó por granjearle una renombrada fama de enciclopedia viviente.

El interés de Huxley por las drogas se remonta a los años 30, cuando publicó su famosa novela Un mundo feliz, en la que una droga llamada soma se convierte prácticamente en el personaje central de la obra. Por aquel entonces la actitud de Huxley ante los psicotrópicos era ambivalente. Por una parte intuía que el campo de la farmacología estaba a punto de ofrecer una sustancia que despojaría al ser humano de sus miedos, permitiéndole abrirse a la belleza de la vida; pero al mismo tiempo temía que esta promesa fuera truncada por los poderes estatales, ofreciendo un sucedáneo de encefalograma plano que no hiciera otra cosa que reforzar aun más el control del Estado sobre el individuo. Esta última hipótesis es la que presentó en Un mundo feliz, una visión pesimista del ahora presente, que según los entendidos va más allá que el tétrico1984 de G. Orwell.

«Desde mi primer ensayo (...) he ido más allá de la visión y me he internado en muchas de las experiencias de la literatura oriental y occidental: trascender de la relación objeto-sujeto, sentirse solidario con todo -sabiendo realmente por experiencia lo que significa 'Dios es amor'-, o sentir que a pesar de la muerte y del sufrimiento todo está, de algún modo y en última instancia, perfectamente en orden.» (Carta de Huxley a Isherwood)

Entre “Un mundo feliz” y “La isla” hay muchas coincidencias pero, de todas formas, sus contenidos son opuestos entre sí. Por esa razón, es recomendable que quien haya leído una de ellas, conozca el argumento de la restante.

La islaEn primer lugar, hay que decir que ambas son novelas elaboradas por el escritor británico Aldous Huxley. La primera en aparecer, en 1932, fue “Un mundo feliz”, mientras que “La isla” surgió treinta años después del lanzamiento de aquel trabajo en el cual el autor planteaba la existencia de un sistema social de castas, control y dominación que permitía mantener el orden y la felicidad.

En las dos, el también creador de “Contrapunto” incorpora referencias hacia las drogas, los avances de la ciencia y los vínculos humanos, pero el abordaje de estas temáticas en cada libro es diferente.

En “La isla”, el protagonista es Will Farnaby, un periodista con rasgos de poeta que, al llegar a la isla que se describe en el relato, comienza a conocer de cerca costumbres, ritos, creencias y actitudes que, hasta el momento, él desconocía. Allí, por ejemplo, los pobladores consideran que el progreso está asociado a un accionar selectivo frente a la tecnología y, aunque rechazan la industrialización, apelan al perfeccionamiento de la ciencia y la tecnología para mejorar su estilo de vida en materia de salud y nutrición.

Valiéndose de esa historia que transcurre en Pala, una isla imaginaria, Huxleyplantea en el texto dos modos de entender la vida. En el marco de ese contraste, el personaje principal representaría al hombre occidental.

Pese a estar enmarcada en el mundo de la ficción, “La isla” es una excelente opción que, además de permitir apreciar las características literarias de Aldous Huxley y ofrecer la posibilidad de disfrutar de una buena obra, promueve reflexiones sobre el misticismo oriental y la filosofía de vida de los occidentales.

Aldous Huxley (26 de julio de 1894, Inglaterra – 22 de noviembre de 1963, California, Estados Unidos) fue un escritor británico que emigró a los Estados Unidos. Miembro de una reconocida familia de intelectuales, Huxley es conocido por sus novelas y ensayos, pero publicó relatos cortos, poesías, libros de viaje y guiones. Mediante sus novelas y ensayos, Huxley ejerció como crítico de los roles sociales, las normas y los ideales. Se interesó, asimismo, por los temas espirituales, como la parapsicología y el misticismo, acerca de las cuales escribió varios libros. Al final de su vida estuvo considerado como un líder del pensamiento moderno.

https://www.facebook.com/Articulosparapensar


Tags: aldous HUxley

Publicado por carmenlobo @ 15:48  | Literatura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios