Mi?rcoles, 25 de julio de 2012

Juana de Ibarbourou ― Te doy mi alma desnuda...

Te doy mi alma desnuda,
como estatua a la cual ningún cendal escuda.

Desnuda como el puro impudor
de un fruto, de una estrella o una flor;

de todas esas cosas que tienen la infinita
serenidad de Eva antes de ser maldita.

De todas esas cosas,
frutos, astros y rosas.

Que no sienten vergüenza del sexo sin celajes
y a quienes nadie osara fabricarles ropajes.

¡Sin velos, como el cuerpo de una diosa serena
que tuviera una intensa blancura de azucena!

¡Desnuda, y toda abierta de par en par
por el ansia de amar!

Juana de Ibarbourou ― I give you my soul...

I give you my soul naked
like a statue - not even a scrap hides it.

Naked like the innocent flaunting
of a fruit, of a star or a flower;

of all those things that have the infinite
serenity of Eve before the fall.

All these things,
fruit, stars, and roses:

They don't feel ashamed of their unveiled sex,
And no one dares to sew them clothes.

Without veils, like the body of a serene goddess,
intensely lily-white!

Naked, and all open, wide open
from the desire to love!

«Ti do la mia anima» 

Ti do la mia anima nuda,
come una statua che nessun zendado ripara.

Nuda come la casta impudenza
Di un frutto, di una stella o di un fiore;

di tutte queste cose che hanno l'infinita
serenità di Eva prima d'essere dannata.

Di tutte queste cose
Frutti, astri e rose.

Che non hanno vergogna del sesso senza presagi
e a cui nessuno oserà cucire vestiti.

Senza veli! Come il corpo di una dea serena
Che avrà un intenso candore di giglio.

Nuda! Completamente libera
per l'ansia di amarti!


Juana de Ibarbourou

Una de las poetas que realizó más aportaciones a la literatura latinoamericana, Juana de Ibarbourou de origen uruguayo, fue Premio Nacional de Literatura en 1959 por su obra lírica dedicada al amor, en la que adoptó corrientes como el vanguardismo, el modernismo y el surrealismo.

Juana de Ibarbourou, cuyo nombre original fue Juana Fernández Morales, nació el 8 de marzo de 1892, en la provincia de Melo, Uruguay. Su padre era de origen vasco, mientras que su madre descendía de una de las familias españolas más antiguas de su país de origen, según datos del sitio uruguayo www.urumelb.tripod.com

A la corta edad de 20 años contrajo matrimonio con el capitán Licas Ibarbourou de quien adoptó su apellido, según datos biográficos de “Biografías y vidas”

Viajó a Montevideo tres años después, donde residió el resto de su vida y empezó a escribir sus primeros poemas, los cuales fueron publicados por los principales periódicos de la capital, como La Razón.

Entre sus primeros poemas, marcados por el modernismo escribió a partir de 1919 “Lenguas de diamante” de ese mismo año, “El cántaro fresco”, escrito un día después, y “Raíz salvaje”, de 1922.

La poeta utilizó elementos sensoriales y cromáticos, así como aspectos bíblicos y míticos, que plasmó en su obra lírica a través de distintos temas, como el amor, la maternidad, la belleza física y la naturaleza.

Durante 1929 fue proclamada “Juana de América” en el Palacio Legislativo del Uruguay, cuya ceremonia dirigió J. Zorrilla de San Martín, considerado el poeta oficial uruguayo, y contó con la participación del ensayista mexicano Alfonso Reyes (1889-1959).

Poco después escribió otros poemas con una tendencia hacia la corriente vanguardista e incluso con un toque de surrealismo, como “La rosa de los vientos”, “Estampas de la biblia”, “Invocación a San Isidro” y “Loores a Nuestra Señora”, escritos en 1934, y que dotaron de un sentido místico a su obra. Más tarde, durante la década de los 50, publicó los libros Perdida, Azor y Romance del destino.

En aquella época, en la capital española, dio a conocer una compilación de sus poemas en Obras completas, durante 1953, cuyo contenido incluyó sus libros inéditos “Dualismo” y “Mensaje del escriba”.

Su obra literaria, que fue poca pero importante, estuvo dirigida, principalmente a los niños, comoEpistolario, Chico Carlo y Los sueños de Natacha.

Por otra parte, Ibarbourou fue presidenta de la Sociedad Uruguaya de Escritores en 1950. Además, cinco años después, el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid, premió su obra literaria, y recibió el Premio Nacional de Literatura, en 1959.

En todos los países hispanoamericanos obtuvo medallas de oro por su obra, la cual ha sido traducida a distintos idiomas. Asimismo, fue reconocida en países europeos.

Con 87 años de edad, “Juana de América”, murió el 15 de julio de 1979, en Montevideo, Uruguay.

Tomado de la Agencia: www.notimex.com.mx


Publicado por carmenlobo @ 14:17  | Escritoras
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios