Mi?rcoles, 09 de mayo de 2012

Cartas a Mílena

Franz Kafka

-Merano-Untermais, Pensión Ottoburg

Estimada Frau Mílena:

(...)

Domingo

El telegrama. Sí, probablemente lo mejor sea encontrarnos. ¿Cuánto tiempo transcurriría, de lo contrario, antes de que aclaráramos las cosas? ¿De dónde ha surgido esto que está suce­diendo entre nosotros? Resulta imposible ver lo que ocurre a más de un paso de distancia. Y cómo debes de haber sufrido, con esto sumado a todo lo demás. Y o pude haberlo detenido hace mucho tiempo; mi visión era clara, pero mi cobardía pudo más. ¿Y acaso no he mentido o también al responder -como si me pertenecieran- a cartas que, a todas luces, no me perte­necían? Espero que una de esas respuestas "mentidas", en este sentido, no te hayan hecho desistir del viaje a Gmünd.

No estoy de modo alguno tan triste como parece desprender­se de esta carta; pero ocurre que por el momento no hay nada más que decir. Se ha hecho un silencio tan profundo que uno no se atreve a quebrarlo con una palabra. Y bien, el domingo esta­remos juntos y tendremos cinco, seis horas. Para conversar es muy poco; pero bastan para guardar silencio, para tomarnos de las manos, para mirarnos a los ojos.

Photo: Vivian Maier


Tags: Franz Kafka

Publicado por carmenlobo @ 22:03  | Love Letters
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios