Lunes, 16 de junio de 2008
ALgo esta pasando en Argentina, no lo digo solamente por la falta de empleo, el paro del campo, los cacerolazos en pleno centro, los supermercados sin mercaderia, la angustia, la inseguridad, la muerte, los gremialistas, gobierno y piqueteros unidos, la corrupcion, la pobreza que crece dia a dia, en un pais llamado un dia "el granero del mundo"...

Los pensamientos cambian, la necesidad de parar con todo eso crece, la desesperada ambicion de encontrar un orden a toda esta locura.

El blog de Mario Mactas un periodista argentino, expresa el pensamiento y el cambio en el ciudadano argentino que necesita encontrar de una vez por todas el fin a toda esta locura.

Una guerra civil? Una revolucion? 
Los invito a leer tres de los articulos publicados por los lectores de Clarin " el gran diario argentino"


Se me pasa por la cabeza, un desánimo desconocido en mí.

Me doy cuenta que ser como somos como sociedad, nos lleva inevitablemente al fracaso y lo que es peor a pensar que la culpa es de otros.Siempre son los otros.

Una madeja de malas intenciones de disculpas propias y ajenas, de desvergüenzas e hipocresía de décadas nos lleva este callejón sin salida, que entre varios grupos y sectores interesados nos llevan a todo el colectivo social con las consecuencias infinitamente graves que ya tiene y que tendrán si esto no para hoy.

Se me viene a la cabeza que estoy cansado, que porqué no me fui cuando pude, porqué pensé siempre que si estaban las posibilidades nos mostraríamos como un gran país, cómo no me di cuenta que estábamos enfermos y que a pesar que tuviéramos la cura a mano, preferíamos las divisiones, las discriminaciones,los arreglos y acomodos y luego, la queja como método catártico del no saber vivir.

Se me pasa por la cabeza entre un millón de cosas, pero para terminar, que nos hicieron mucho mal y que la consecuencia mayor es que el mal perdura en nosotros, que no lo superamos,que no sabemos o no podemos manejar la tolerancia al fracaso, largo, difícil, pero dispuestos y listos a saltar sobre las oportunidades de salir, no, preferimos seguir en la enomia,a la espera de las soluciones mágicas, no hacernos cargo del pasado, para con él a cuestas, como aprendizaje, salir a flote y reconvertir nuestras desprolijidades en cosas del ayer y hacer a toda costa un país ordenado, previsible, moderno, poniendo el hombro entre todos y los que más tienen diez veces más.

Como esperanzador digo:

Porqué no puede ser este momento la visagra que nos de la posibilidad de empezar a ordenarnos de verdad.

Si no es así, el tobogán no tendrá fin.

Atte.

Mario Sorsaburu

Lo siento Mario. Hoy tengo mucha bronca.
Imagino que vos también, y por eso querés que te ayudemos a sacarla afuera. Está bien. Este es mi tema hoy.

Están tirando demasiado de la soga.
Y además tienen poca memoria.
Cómo quiénes? Los responsables de que estemos viviendo en este ambiente de locura.
Tengo grabadas en la retina algunas escenas del 2002, el saqueo a los supermercados, la gente llevándose los packs de leche, de arroz, de harina, de aceite.
Y más recientes, las imagenes de anoche: miles de litros de leche tirados en la banquina de las rutas cortadas.
Y los pollos que se comerán entre ellos por el hambre.
Y los gremialistas con sus panzotas bien llenas.
Y me vuelven las imágenes del 2002.
Y se viene el día del padre y el fin de semana largo y no hay comida.
No. No es que no hay comida. No quieren que tengamos comida.
Por "su culpa" no tendremos comida.
Cómo quienes? los que trabajamos dignamente para ganarnos el sustento.
Los "giles" que pagamos religiosamente los impuestos.
Los que tratamos, en la medida de nuestras posibilidades, de criar bien a nuestros hijos.
Nosotros, "los giles", no tenemos la culpa de lo que está pasando, pero tenemos que pagar igual.
Justos por pecadores. Como siempre.
Pero los pollos tienen hambre, y algo hay que darles de comer, porque sinó se matan entre ellos.

Tengan cuidado, la soga está demasiado tirante.
No vaya a ser cosa que "los giles" nos cansemos.
Y terminemos canibalizándonos unos a otros.
Bueno... no sería la primera vez...

Tal vez, ya que esperaba ver –a esta altura de la vida-, la Argentina en otra situación. Quizás no una potencia mundial, pero si un país moderno, razonable, democrático, desarrollado, educado, civilizado, con seguridad jurídica e imán de inversiones (única fuente de trabajo genuino).

Pero la preocupación más grave es por los miles de niños y jóvenes, que desconocen la historia reciente, y que están viendo –sin entender bien las cosas-, como personajes siniestros, herederos del populismo, que –a fines de los sesenta y comienzos de los setenta-, buscando nuevas “aventuras” asolaron el país, secuestraron, asesinaron, tiraron bombas (o fueron cómplices de aquellos), difundiendo una ideología terrorista e iniciando una guerra contra la Nación (guerra que perdieron de punta a rabo porque el pueblo les dio la espalda y las fuerzas armadas los derrotaron sin atenuantes, aunque ello determinó un costo de más de treinta años de atraso y dolor en la historia nacional)(para recordar basta con visitar un archivo de un diario de la época)...

....ahora –que hicieron fortuna en base a la usura y el Estado-, nuevamente “vuelven” por sus fueros!!!

Luego de escuchar el patético monólogo del gobierno y las declamaciones de burócratas y chupamedias rentados (que fueron elegidos o designados para defender al pueblo o a sus provincias), siento vergüenza ajena por tener “mandatarios” o funcionarios como éstos y veo claramente que no hay otra salida que hacerse oir como ciudadanos, explicar las cosas, educar al soberano, difundir las ideas por la prensa, hablar sin eufemismos, apoyar a todos los sectores democráticos de la sociedad, del Congreso y de la Justicia, “negarse” a ser pisoteados por patanes y fuerzas de choque, y esperar el próximo acto comicial, donde el pueblo deberá –mediante el voto-, mandar a su casa (o tal vez a la cárcel, si se prueban los delitos), a éstos personajes grotescos, que quieren seguir lucrando con la ideología, la obra pública, el tren bala y los pretendidos derechos humanos de ex terroristas que atacaron al país...

....todo ello, a costa del sudor, las lágrimas, la mala sangre, la inflación, el desabastecimiento, la falta de combustible y energía, la sequía, las inundaciones, las retenciones, la inseguridad y el crimen que asola a nuestra gente laburadora y de bien.-


Publicado por carmenlobo @ 20:00  | ART
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios