Mi?rcoles, 11 de junio de 2008




Obama desafiará a McCain en los feudos republicanos

El senador demócrata lanzará esta semana una ofensiva para conquistar Carolina del Norte, Misuri y Florida

DAVID ALANDETE - Washington - 09/06/2008




Con la nominación asegurada, el equipo de Barack Obama pone en marcha esta semana una estrategia centrada en arrebatarle a su contrincante, John McCain, aquellos Estados que en las últimas elecciones presidenciales votaron al candidato republicano. El senador de Illinois da por hecho el apoyo de los ciudadanos que votaron a John Kerry en 2004, por lo que va a convertir los bastiones conservadores de Carolina del Norte, Virginia y Florida en campos de batalla. "Comienza una ofensiva a gran escala", asegura el director de su campaña, David Plouffe. 

Son 538 los votos que conforman el Colegio Electoral de Estados Unidos, repartidos entre los 50 Estados. Kerry consiguió 251, frente a los 286 de George W. Bush. Obama deberá conseguir 18 votos electorales más que su antecesor. Si lograra asegurarse el voto de los hispanos, jubilados y judíos de Florida, conseguiría 27, más de lo necesario. Colorado ofrece nueve y Carolina del Norte, 15. Una victoria demócrata en ellos se ha considerado, hasta ahora, algo difícil, pero no imposible. Por eso Obama viaja hoy a Carolina del Norte, que ha votado mayoritariamente al candidato republicano en las últimas ocho elecciones presidenciales.

El senador espera atraer a la población afroamericana, que supone un 25% de los habitantes de este Estado y que le concedió una clara victoria de 13 puntos sobre Hillary Clinton en las primarias del 6 de mayo. Su equipo deberá trabajar duro en Florida, un Estado en el que prácticamente no se ha hecho campaña y donde Hillary Clinton arrasó en unas primarias que violaron las normas de la Convención Nacional Demócrata y cuyos votos sólo contarán la mitad en el encuentro en el que se le ratificará como candidato en agosto.

Pero Obama no sólo se juega su victoria en Estados conservadores, sino en los llamados Estados oscilantes, en los que no está segura la victoria de ningún candidato y que acaban siendo decisivos en la cita de noviembre.

El candidato demócrata se trasladará esta noche a Misuri, cuyos 11 votos electorales fueron para Bush en las últimas dos elecciones. En 1992 y 1996 votó a Bill Clinton. Obama pasará allí también el martes. En sus discursos recalcará "sus importantes diferencias con McCain", según informa su campaña. Obama deberá conseguir una gran participación en Saint Louis y en las zonas rurales de su periferia para conseguir arrebatarle este Estado a los republicanos.

Ahora que cuenta con el respaldo de Clinton, Obama ha decidido centrarse en los problemas económicos y el desempleo, cortejando a los votantes incondicionales de la senadora de Nueva York: trabajadores de clase media y media-baja, sindicalistas y personas sin estudios universitarios. Obama ha contratado a Aaron Pickrell, estratega jefe de las campañas del gobernador de Ohio, Ted Strickland, uno de los grandes apoyos de la campaña de Clinton y que le puso en bandeja a la senadora su victoria en este Estado el 4 de marzo.

Strickland, un político muy popular en las zonas industriales, es uno de los firmes candidatos a ocupar el puesto de candidato vicepresidencial, algo que muchos votantes verían como un gesto conciliatorio hacia Clinton y un gran esfuerzo por atraer a los votantes de las clases trabajadoras. La coyuntura económica puede ser favorable. El desempleo en EE UU alcanzó en mayo uno de sus máximos históricos, situándose en un 5,5%, registrando la mayor subida mensual desde 1986.

McCain ha tenido tiempo de centrarse en los mismos objetivos, pero con una estrategia distinta. El senador de Arizona se aseguró la nominación en marzo. Desde entonces ha aprovechado la guerra cainita entre Clinton y Obama para atraerse a votantes descontentos del bando de la ex primera dama. "No hubiera dicho jamás que acabaríamos centrándonos en votantes demócratas a esta escala", decía ayer el jefe de campaña de McCain, Rick David, en el diario The Washington Post.

Precisamente McCain planea visitar en numerosas ocasiones Ohio, un Estado que ofrece 20 votos electorales y que, como Misuri, ha elegido al candidato ganador en las últimas cuatro elecciones presidenciales.


Publicado por carmenlobo @ 10:05  | ART
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios