Viernes, 28 de marzo de 2008




LA LEY DE LAS SERIES.  ¿Las amas de casa latinoamericanas son también "desperate?"  
 Marie Béloeil 
Courrier International, 24 mazo 2008
  
  
Los "desperate housewives" a la salsa latinoamericana
Univision.com  
  
  
"Un nuevo Gabrielle Solis ha aparecido a la televisión americana. Pero prefiere ser llamada Gabriela, y habla española sólo.Elizabeth Jensen, periodista al Nueva York Times, se ha frotado los ojos descubriendo la reja de los programas de Univision. La primera cadena hispanófono de los Estados Unidos difunde desde enero Montón de colocó desperadas. Esta serie es la transposición fiel, en español, de Desperate Housewives, uno de los programas faros de la cadena ABC (Disney). 
"Es la primera vez que Univision adapta una serie a éxito de uno de sus concursantes americanos, un programa que sus televidentes, de quienes mucho son bilingües, podían y han debido mirar aparentemente en su versión original", subraya Elizabeth Jensen. Un acuerdo de exclusividad ata la cadena en efecto a Televisó, el gigante de las medias mejicanas. Dos series venezolanas exceptuadas, Televisó le suministra el grueso de su programación, esencialmente de los telenovelas, llama en El Opinión Antonio Mejias-Rentas, el periódico hispanófono de Los Ángeles. 
"Para nosostros, Desperate Housewives es una telenovela", explica Alina Falcon, la vicepresidenta ejecutiva de Univision, para justificar su elección de adaptar la serie. Marc Cherry, el creador de la versión original, ha reconocido ser siempre un aficionado del género, cóctel de romanza, dramas y complotes. Para que se no engañe se, Univision ha reclutado como actores la flor y nata de la telenovela sudamericana:  la colombiana Lorna Paz, vista en Yo soy Betty el fea, la versión original de Ugly Betty, las mejicanas Lucía Mendez y Julieta Rosen, la venezolana Gabriela Vergara.. 
Todo este hermoso mundo habita Calle Manzanares (calle del Manzanar), en guiño de. él a la manzana que las actrices bladen en la ficha técnica de Desperate Housewives. La intriga es una estricta copia del original. Solas algunas precisiones han sido traídas cuando necesario. "En el primer episodio de Desperate Housewives, las cuatro heroínas se encuentran en la casa de Mary Alice, su amiga quien acaba de suicidarse. En Montón de colocó desperadas, ha hecho falta explicar que se trate de una costumbre americana. Pues, a México o a Cuba, las gentes no hacen eso. Se quedan en el tanatorio", relevo en Nueva York Daily News Otto Padron, el vicio-director de los programas de Univision. 
Montón de colocó desperadas es bien evidentemente prometida a la exportación. Está el primer retoño de un acuerdo entre el grupo Univision y ABC-Disney, firmados el año pasado con Sudamérica en punto de mira. El primero puede sacar en el vasto catálogo del segundo, el segundo consigue de aprovechar las ramificaciones latinoamericanas del primero. En esta lógica, una serie se convierte en un "formato", un producto declinable como otro. Y eso marcha. Desperate Housewives, difundida en 200 países, contaba ya tres clones en Latinoamérica (Argentina, Brasil, y Colombia-Ecuador. La versión de Univision, que atrae 3 millones de televidentes por término medio, debería ser difundida luego a México. La diversidad.  ¿una causa desesperada?  
 

Tags: Desesperate housewife

Publicado por carmenlobo @ 10:07  | ART
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios