Jueves, 08 de noviembre de 2007
Toca madera
Joan Manuel Serrat


Nada tienes que temer,
al mal tiempo buena cara,
la Constituci?n te ampara,
la justicia te defiende,
la polic?a te guarda,
el sindicato te apoya,
el sistema te respalda
y los pajaritos cantan
y las nubes se levantan.

Cruza los dedos,
toca madera.
No pases por debajo de esa escalera.
Y evita el trece
y al gato negro.
No te levantes con el pie izquierdo.

Y m?tete en el bolsillo
envuelta en tu carta astral
una pata de conejo
por si se quiebra un espejo
o se derrama la sal.

Y vigila el hor?scopo
y el biorritmo.
Ni se te ocurra vestirte de amarillo.
Y si a pesar de todo
la vida te cuelga
el "no hay billetes"
recuerda
que pisar mierda
trae buena suerte.

Toca madera,
toca madera.
Cruza los dedos,
toca madera.

Nada tienes que temer...
Arriba los corazones...
Nada tienes que temer
pero nunca est?n de m?s ciertas precauciones.

Cruza los dedos,
toca madera.
No pases por debajo de esa escalera.
Y evita el trece
y al gato negro.
No te levantes con el pie izquierdo.

Que tambi?n hacen la siesta
los ?rbitros y los jueces.
Con tu olivo y tu paloma
camina por la maroma
entre el amor y la muerte.

Y vigila el hor?scopo
y el biorritmo.
Ni se te ocurra vestirte de amarillo.
Y si a pesar de todo
la vida te cuelga
el "no hay billetes"
recuerda
que pisar mierda
trae buena suerte.

Toca madera,
toca madera.
Cruza los dedos,
toca madera.

Y aj?state los machos,
respira hondo,
traga saliva,
toma carrera,
y abre la puerta,
sal a la calle,
cruza los dedos,
toca madera.

Toca madera,
toca madera.
Cruza los dedos,
toca madera.

Tocar madera

Los Arios mazde?stas tocaban madera para ponerse bajo la gran seguridad y protecci?n de Atar, genio del fuego. Se cre?a que dicho poder estaba enteramente encerrado en las venas de la madera. Para los cristianos, la cruz de madera en la que fue crucificado Cristo posee un especial poder m?gico. Tocar la madera de la cruz era anta?o un s?mbolo de protecci?n frente a todo tipo de males. (Revista Natural.)

Procede de una milenaria costumbre basada en la creencia de que en las vetas moradas de la madera reside el genio del Fuego y la Vitalidad. (Belca Del Dicho Al Hecho.)

Seg?n la tradici?n esa madera solo pod?a ser de roble. Los cultos en torno al roble son muy antiguos. Surgieron independientemente entre los indios norteamericanos alrededor de 2000 A. de C., y m?s tarde entre los griegos. Ambas culturas, al observar que el roble era alcanzado frecuentemente por el rayo, supusieron que era la morada alg?n dios. (Astrolog?a Ciudad Futura.)


Tags: Joan Manuel Serrat

Publicado por carmenlobo @ 10:52  | Literatura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios