Lunes, 24 de septiembre de 2007

Miguel Angel Arcel
Cuando los angeles lloran...




Creia que el amor era una moneda corriente de gran valor en el mundo y todos ganaban lo suficiente como para dejar de ser egoistas y ahorraban sonrisas para invertirlas en los amigos y en sus almas.

Creia que las personas habian hecho un monumento en cada ciudad como una obra compartida, un recuerdo para los hijos y no como simbolo del orgullo y vanidad. Que la electricidad era producida por rios y vientos para beneficio de todos sus hermanos.

Yo miraba el mundo desde las nubes y corria entre las estrellas, loco de contento tratando de hacer feliz a alguien. Amaba tanto a las personas que siempre buscaba la forma de ayudarlos en sus pedidos.
Creia que el mundo era un hermoso globo floreciendo en el espacio, lleno de cosas buenas y maravillosas. No me imaginé que habia seres con pensamientos tan egoistas, tan insolentes y desagradecidos, y aprendi bien qué es eso ... tonto de mi... no lo habia visto antes.
Cuando llegue a estos sitios quise reir, pero un golpe me hizo llorar. Asi me recibio el mundo, tan solo el abrazo de mi madre calmo el dolor. Crecí en esta tierra, respirando este aire y alimentándome de lo que ella da.

Aprendi a amar a los arboles, que tienen tantas historias para contar, a las plantas que crecen por todos lados y tienen tan buenos sentimientos. Aprendi a amar a los animales que tienen una conciencia un poco mas limitada que los seres humanos, pero sus sentimientos son tan plenos... tan simples

Aprendi que existe la envidia, el egoismo, la guerra, ...el racismo que es una odiosa forma de insultar a la Creacion de Dios. Aprendi como se denigran las personas y buscan su propia destruccion por un interés transitorio, más ellos piensan que son tesoros eternos, tratan de lograr sus objetivos sin importarles nada acerca de otros seres que viven en inferioridad de condiciones y muchas veces esas personas no tienen qué comer.
Aprendi lo que es el orgullo, la maldad, la insolencia, la avaricia, el desprecio, la burla, la marginacion, la mentira, la violencia, la degradacion, los tormentos internos, el egoismo, la soberbia, la hipocresía y ... el olvido...
Aprendi tantas cosas feas, tantas cosas que yo no habia visto desde alli... aprendi a cada paso viviendo cada una de esas cosas, sintiendo en mi piel correr el acido de la pobreza humana, llorando, cayéndome y volviéndome a levantar.
Las personas que veo a diario no asumen su rol en el divino porvenir, no se dan cuenta de su importancia en el relato de la vida, entonces sufren, pelean, reclaman, gritan, y piensan que a nadie les importan, porque los otros tambien están haciendo lo mismo.
Cada uno trae a este mundo una misión que cumplir. Hay tantas misiones como seres humanos existen, son tantas las cosas maravillosas que cada uno debe descubrir... pero cuesta aprender y "ver" lo que los ojos del alma ven.

Yo traje a este mundo una misión... abrir una puerta, una puerta al infinito para que tus ojos vean la maravilla del poder del Ser y que dejen atras lo que fue, lo que no estuvo bien. Me ha costado grandes aflicciones caminar entre santos y burlones, y despues de todo he decidido llegar a tu corazón sencillo, ese que tantas veces vi en mis sueños.

Yo vine a abrir una puerta y que veas la maravilla de las estrellas y que sepas que todo en el universo tiene conciencia! El universo piensa, ama y siente tal como tu. Dios no es una idea nacida de la razón por la razón y ante la necesidad de justificación. Dios es el centro mismo de todo el universo, es una conciencia tan grande, tan gigantezca que jamás podriamos atraparlo con la razón y la lógica, pues no se subordina a nuestros pensamientos, son nuestros pensamientos que están subordinados a El.

Si en tu interior faltan muchos arboles, deben ser los que cortaste y no repusiste, si en tu interior falta palabras de agradecimiento es porque nunca has ayudado a nadie, si en tu interior falta amor, es porque nunca has amado a nadie. Todo lo que falta son como agujeros vacíos en el campo luminoso de tu ser.

Déjame saber que todo ha sido un error, déjame ver algo hermoso e inteligente, la sabiduría acumulada por milenios que brota del corazón, déjame entender que cuando los ángeles lloran es porque han tenido un mal sueño.
Ven. Vamos a realizar buenas obras, en tu casa, con tus amigos, en tu trabajo, en todos tus tiempos, déjame ver con ojos amigos que eres una buena persona.


Tags: Cuando los angeles lloran, Miguel Angel Arcel

Publicado por carmenlobo @ 12:13  | Psico - Filo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios