Lunes, 23 de julio de 2007
En la c?mara del placer
Kama Sutra (India)

Imagen


En la c?mara del placer, decorada de flores y embalsamada de perfumes, el ciudadano, en compa??a de amigos y sirvientes, recibir? a la mujer, que acudir? ba?ada y engalanada, y ?l la invitar? a refrescarse y a beber libremente. La har? enseguida sentar a su izquierda; despu?s, tomando su cabellera y tocando la extremidad y el nudo de su vestido, la abrazar? delicadamente con su brazo derecho. Se entregar?n entonces a una grata conversaci?n sobre varios asuntos, y podr?n as? hablar, con palabras veladas, de cosas que se consideran como poco decentes en la sociedad. Podr?n cantar, con o sin gesticulaciones, tocar instrumentos de m?sica, disertar sobre bellas artes y excitarse el uno al otro al libar. En fin, cuando ella no pueda m?s de amor y de deseo, el ciudadano despedir? a los visitantes que est?n alrededor de ?l, d?ndoles flores, ung?entos, hojas de betel; y as? que ambos est?n solos, proceder?n como va descrito en los cap?tulos precedentes.

Tal es el comienzo de la uni?n sexual. Acabado el coito, los amantes, con modestia y sin mirarse el uno al otro, se ir?n separadamente al tocador. Enseguida, sentados en sus respectivos puestos, comer?n algunas hojas de betel, y el ciudadano aplicar? con su propia mano al cuerpo de ella un ung?ento de s?ndalo puro, o de cualquier otra esencia. Entonces la abrazar? con su brazo izquierdo y, con frases amables, le har? beber en una copa que tendr? ?l en su propia mano, o le dar? agua. Podr?n comer dulces u otras cosas, a su capricho, y beber jugo fresco, sopa, cocimiento de grano, extractos de carne, sorbete, zumo de mango, zumo de lim?n mezclado con az?car, o toda otra cosa que sea del gusto del pa?s y conocida como dulce, agradable y pura. Los amantes pueden tambi?n sentarse en la terraza, para gozar all? del claro de luna y entregarse a una agradable charla. En este momento tambi?n, estando la mujer recostada sobre sus rodillas con la cara vuelta hacia la luna el enamorado le mostrar? los diferentes planetas, la estrella de la ma?ana, la polar y los siete Rishis u Osa Mayor.
-As? acaba la uni?n sexual
-La uni?n es de distintas clases, como sigue:
-Uni?n de amor
-Uni?n de amor subsecuente
-Uni?n de amor artificial
-Uni?n de amor transferido
-Uni?n a la manera de los eunucos
-Uni?n enga?osa
-Uni?n de amor espont?neo


1. Cuando un hombre y una mujer que se aman desde un cierto tiempo se ven as? reunidos despu?s de grandes dificultades; o cuando uno de los dos regresa de un viaje; o cuando se reconcilian despu?s de haber estado separados a consecuencia de una ri?a, su coito se llama la uni?n de amor. Se practica seg?n la fantas?a de los amantes, y tan largamente como les plazca.

2. Cuando dos personas se re?nen, estando su amor mutuo todav?a en la infancia, su uni?n se llama uni?n de amor subsecuente.

3. Cuando un hombre practica el coito excit?ndose ?l mismo por medio de las sesenta y cuatro maneras, tales como el beso, etc?tera, etc?tera, o cuando un hombre y una mujer tienen relaci?n sexual aunque cada uno de ellos ame a persona diferente, su uni?n se denomina uni?n de amor artificial. En semejante caso, bueno es emplear todos los procedimientos y medios indicados por los Kama Shastra.

4. Si un hombre, del principio al fin del acto carnal, cuando maniobra sobre la mujer, no cesa de pensar que est? gozando de otra a la que prefiere, practica lo que suele llamarse uni?n de amor transferido.

5. La uni?n de un hombre y una aguadora, o una sirvienta de casta inferior a la suya, que dura solamente hasta que el deseo es satisfecho, se llama uni?n a la manera de los eunucos. Hay que abstenerse, en este caso, de los tocamientos exteriores, de los besos y de las diversas manipulaciones.

6. La uni?n entre una cortesana y un campesino, la de un ciudadano y aldeanas o mujeres de extramuros, toma el nombre de uni?n enga?osa.

7. El coito entre dos personas afectas la una a la otra y que se efect?a seg?n el grado de su fantas?a, es el que se llama uni?n espont?nea.

Tales son las clases de uni?n.



Publicado por carmenlobo @ 15:48  | Literatura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios