Viernes, 01 de septiembre de 2006

Javier Bello
Chile



Primero dije lo invisible, que se quebr? de miedo,
camin? por el falso orificio en medio de la niebla,
anduve cerca de la extenuaci?n,
lejos del mar, herido por un grito,
por el lento paisaje de dos lenguas
con su garganta d?bil anegando mis manos
de fr?a redenci?n.
He sido, he nacido,
he renacido en sue?os como el ciego
ausente ante el parto de sus ojos.

Traigo la humedad entre mis dedos,
traigo ma?ana impura, la tierra del destello
que camina hacia el sol con pasos inclinados,
ardiendo en el jard?n, secreto diente
contra el caparaz?n de la belleza,
dejo entrar la luz, as? la luz se vea
y se vea a s? misma abandonarse,
resbalar en su lecho vac?o,
irrumpir en la casa vac?a.

He visto descender los animales
en la sagrada inscripci?n del mediod?a,
en el paisaje b?fido del sue?o
todos inocentes, todos inocentes
manaban un ej?rcito de espadas,
divididos por fuego
aquellos que no escuchan, aquellos que padecen






Tags: Javier Bello

Publicado por carmenlobo @ 12:00  | Poesia Sensual
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios