Lunes, 23 de enero de 2006
EL GOBIERNO PORTE?O LANZA EL PROGRAMA BUENOS AIRES RECICLA


En marzo comienza a funcionar en Flores la primera planta de separaci?n de residuos. Estar? gestionada por una cooperativa de cartoneros. En 2012 habr? que reciclar la mitad de la basura.
Imagen

Los cartoneros juegan un papel importante en la nueva ley de Basura Cero.


Por Eduardo Videla
La ciudad de Buenos Aires comienza en unos d?as a transitar el camino hacia la Basura Cero. Esa utop?a, que pas? de ser una consigna a convertirse en ley, apunta a reducir la cantidad de residuos que se depositan en los rellenos sanitarios del Gran Buenos Aires ?hoy son 4500 toneladas por d?a?, destinando un porcentaje cada vez mayor al reciclado. As?, en marzo comenzar? a funcionar la primera planta separadora de residuos, con capacidad para procesar 120 toneladas de desperdicios por d?a, que estar? gestionada por una cooperativa de cartoneros. A esa planta se agregar?n este a?o los dos primeros centros verdes que deben construir las empresas recolectoras en cada una de sus zonas de operaci?n. El nuevo programa, denominado Buenos Aires Recicla, apunta adem?s a blanquear la actividad de todos los cartoneros que trabajan en la ciudad y a fomentar la industria del reciclado.

Seg?n estimaciones oficiales, en Buenos Aires trabajan unos 7000 cartoneros, de los cuales, aseguran, est?n registrados algo m?s de la mitad, unos 4500. Se trata, en cualquier caso, de estimaciones, ya que en el Programa de Recicladores Urbanos (PRU) hay anotados, al d?a de hoy, 9100 cartoneros, muchos de los cuales ya no se dedican a la actividad. Ahora, los recuperadores inscriptos en el PRU pasar?n a formar parte del programa Buenos Aires Recicla. ?El PRU naci? en 2002, en medio de la crisis, con una funci?n asistencial. Ahora queremos organizar un proyecto de desarrollo econ?mico?, dijo a P?gina/12 el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Vensentini.

Pese a que la recolecci?n de cartones y otros materiales descartables naci? en Buenos Aires como una actividad informal, a la que se volcaron principalmente las familias sin ingresos, ya funcionan en la ciudad cinco cooperativas de recuperadores: a la pionera, El Ceibo, cuya base de operaciones est? en Palermo, se agregaron la Cooperativa Ecol?gica de Reciclado del Bajo Flores (Cerbaf); El Alamo, de Villa Pueyrred?n, Reciclando Sue?os, de Villa Lugano y la Cooperativa del Oeste, en Villa Luro.

Justamente ser? la Cooperativa del Bajo Flores la encargada de administrar la primera planta separadora de materiales reciclables. Trabajar?n all? 26 operarios y en los primeros meses procesar?n entre 10 y 15 toneladas de residuos por d?a. ?All? ir? el producto de la recolecci?n diferenciada que hoy se est? haciendo en edificios del gobierno porte?o, torres de m?s de 20 pisos, hospitales, escuelas y en hoteles de la ciudad?, explica Jorge Lulo, jefe de gabinete de la subsecretar?a. Hoy, por ese sistema, se recolectan unas 20 toneladas semanales.

?En la planta separadora, los camiones volcar?n los residuos secos en una tolva, que desemboca en una cinta. Los operarios primero seleccionan el cart?n y el papel, luego las botellas de PET (pl?stico) y finalmente, todos los elementos de metal?, explic? Vensentini. El trabajo no termina ah?: los materiales separados son acopiados en el galp?n y de esa manera, la cooperativa tiene la posibilidad de obtener un mejor precio de venta para su producto. ?Hoy, el cartonero que trabaja en forma individual, una vez que llena el carro tiene que ir a vender al precio que sea, pues lo necesita vac?o para seguir trabajando?, argument? el funcionario.

En esa direcci?n, el programa Buenos Aires Recicla apunta, adem?s, a facilitar los contactos entre las cooperativas con la industria del reciclado o incluso de los grandes acopiadores. ?Uno de los requisitos va a ser legalizar los grandes centros de acopio: hoy, el 80 por ciento de los galpones funciona sin habilitaci?n?, reconoci? Vensentini.

En la reglamentaci?n de la ley de Basura Cero, que se dar? a conocer esta semana, tambi?n se exigir? que los camiones que ingresan desde el Gran Buenos Aires para cargar materiales reciclables est?n registrados y no transporten personas junto con las bolsas de basura. La ley de Basura Cero fue sancionada por unanimidad por la Legislatura, el 25 de noviembre ?ltimo, a partir de un proyecto presentado por Greenpeace a trav?s del diputado Juan Manuel Velasco. La ley establece metas que el Ejecutivo (y los ciudadanos) deben cumplir. La primera vence en 2012: para ese a?o, la ciudad debe reducir en un 50 por ciento la cantidad de residuos que entierra en rellenos sanitarios. En 2017 la reducci?n debe ser de un 75 por ciento, para llegar a 2020 con el 100 por ciento de los residuos reciclados. ?Aunque las metas no se cumplan con exactitud, hay que empezar a implementar pol?ticas desde ahora?, argument? Vensentini.

?Es fundamental planificar pol?ticas p?blicas desde una perspectiva integral, y esto implica incluir a los distintos sectores de la sociedad porte?a a la hora de discutir proyectos ?argument? Eduardo Epszteyn, secretario de Producci?n y Desarrollo Sustentable, en defensa de la norma?. Para nosotros es importante pensar pol?ticas ambientales y llevarlas adelante con las ONG y con los vecinos, porque solos no vamos a lograr el desaf?o de tener una ciudad sustentable.?

Epszteyn presentar? el nuevo programa esta semana, junto al vicejefe de Gobierno a cargo del Ejecutivo, Jorge Telerman, y Juan Carlos Villalonga, de Greenpeace.

El nuevo programa no implica una extensi?n de la separaci?n en origen:los vecinos no tendr?n que colocar en bolsas separadas los residuos en org?nicos e inorg?nicos. ?Eso seguramente se va a implementar en el pr?ximo contrato del servicio de higiene urbana, a partir de 2009?, aclar? Vensentini.

Sin embargo, hay barrios donde los vecinos, en acuerdo con los cartoneros, separan los residuos reciclables. Esto ocurre en una amplia zona de Palermo, donde la cooperativa El Ceibo presta un servicio de recolecci?n puerta a puerta y en los barrios donde trabajan las otras cooperativas. ?Apostamos a que la separaci?n en origen, en esta etapa, se haga de esta manera?, dicen en el gobierno porte?o. Conf?an m?s en el poder disuasivo de los recuperadores que en las campa?as p?blicas de difusi?n.


Publicado por carmenlobo @ 9:01  | Latinoamerica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios