Jueves, 29 de diciembre de 2005
Neoliberalismo

En general, en la actualidad no se habla de neoliberalismo, ya que los descendientes ideol?gicos de Adam Smith han vuelto a adoptar la denominaci?n de lib?rales, sin aditamentos. Este ultimo termino hab?a ca?do en un progresivo desprestigio entr? economistas pol?ticos, escritores y en medios influyentes de la opini?n p?blica, debido a la creciente ineficacia que fue demostrando el sistema del laissez faire, desde fines del Siglo XIX h?sta su gran derrumbe, como consecuencia de la Gran Depresi?n de los a?os '30. La realidad econ?mica de la ?poca con la aparici?n de grandes monopolio y trusts que dominaban la oferta, hizo comprender a la mayor?a de los economistas que el modelo competencia era s?lo una hip?tesis de escuela. Hab?an comenzado a dejar de identificar competencia con laissez faire.

En los EE.UU., la iniciaci?n del institucionalizmo, en los primeros a?os de la d?cada de 1920 influyo y atrajo a numerosos economistas adscriptos al marginalismo que fueron descartando paulatinamente sus viejos dogmas. En Inglaterra, la publicaci?n en The E?onomic Journal, en 1926, de un influyente art?culo del economista d? la Universidad de Sambridge, de origen Italiano, Pier? Sraffa, quien afirmaba que la realidad de los mercados de ese momento, distaba mucho de ser de competencia perfecta y que hab?a que distinguir, en el plano pr?ctico, muchas formas de mercado, marca el inicio de una revisi?n profunda de la teor?a predominante hasta el momento. Al art?culo de este economista, le siguieron los libro, publicados por Joan Robinson y Edoard Chamberlin, quienes calificaron a la realidad de los mercados de competencia imperfecta y de competencia monopol?stica respectivamente. En la misma ?poca, el pensamiento el pensamiento de John M. Keynes, antes y despu?s de la publicaci?n de su Teor?a General... se hab?a divulgado por los principales pa?ses del mundo. y sus premisas, junto con la de los institucionalistas, hab?an sido aplicadas por el: presidente Roosevelt en el New Deal. Las teor?as keynesianas no s?lo influyeron en el per?odo de entre guerra sino que lo hicieron despu?s de la Segunda Guerra Mundial, y aun hoy, pese al ?xito de la reacci?n liberal de los a?os '60, conservan su vigor. Todas las precisiones te?ricas que descalificaban al Laissez Faire como un sistema apto para aplicar en la vida econ?mica, parecieron confirmarse con la Gran Depresi?n.

Teor?a y realidad eran las dos caras de una misma moneda que demostraba ?l fracaso del liberalismo econ?mico, al menos, como ideolog?a eficaz para mantener la creencia en el sistema capitalista. Ese lugar vacante lo vino a ocupar el keynesianismo, con sus propuestas que, en la realidad, operaron como un salvavidas del sistema.

Los economistas liberales de la ?poca de entre guerras, tanto en los USA como de Europa, reformaron sus teor?as frente al nuevo panorama vigente. Ya no era posible preconizar un retorn? a Laissez faire absoluto, resguardado de toda intervenci?n estatal. En 1938 los neoliberales de Europa occidental, se reunieron en lo que se denomin? el coloquio de Wafter Lippmann por el escrito liberal que critico a las grandes sociedades an?nimas, identific?ndolas como monopolios que obstaculizaban el mecanismo de precios en un mercado libre. A este coloquio asistieron los economistas liberales m?s destacados de Europa, entre los que se puede mencionar a R Aron, L. Rou?ier y J. Rueff de Francia, J.B. Condilifte de Gran Bretafla y L. yon Mises, E. von Hayek y W. Ropke de la escuela de Viena . En este coloquio se reafirmaron las posiciones antidirigistasde los neoliberales y se sostuvo la necesidad de una vuelta a la econom?a de mercado, aunque, con esta denominaci?n gen?rica no precisaron a cual de las estas formas de econom?a de mercado se refer?an. En el coloquio Lippmann no se produjeron definiciones que permitan hablar de un neoliberalismo muy diferente al decimon?nico del Laissez Fairg . Solamente, en lo qu? se refiere a este principio, no afirmaron que se deb?a adoptar en forma absoluta, y en lo que se vincula con el estado, no descartaron en forma total su intervenci?n. Walter Lipmann ha sido el neoliberal que con m?s ?nfasis solicito medidas contra las grandes sociedades an?nimas para impedir que los monopolios dominaran los mercados y en contra de los acuerdos que anulan la competencia. Se pronuncio, tambi?n, en contra de la autofinanciaci?n de las poderosas sociedades an?nimas con el fin de establecer la competencia en el mercado de capitales

En el neoliberalismo han existido opiniones muy contradictorias. Desde Ludwing von Mises, cuya preocupaci?n fundamental era el restablecimiento del mercado sin el cual no puede haber equilibrio ni c?lculo econ?mico; Wilhelm Ropke, para quien la intervenci?n del Estado solo debe ser admitida para garantizar la existencia de un mundo de Peque?as empresas y de competencia y que, al mismo tiempo, se opone a toda forma de redistribuci?n de ingresos y de pol?tica ocupacional; Friedrich von Hayek,quien en los a?os '40 no se mostr? partidario de una econom?a dirigida propiciando una "estructuraci?n racional de la competencia", sin definir con mucha precisi?n el concepto (este autor en los a?os '60 adhiri? al monetarismo y denunci? la acci?n de los sindicatos como perjudicial para la actividad econ?mica); Jacques Rueff, que admite la intervenci?n del Estado en tiempos de guerra para repartir art?culos de consumo y materias primas y, en alguna medida, acepta que se intervenga, no sobre la formaci?n de los precios, pero s? sobre la oferta y la demanda; hasta James E. Meade y Roy F. Harrod, que introdujeron en el pensamiento liberal importantes conceptos keynesianos como el de preconizar la intervenci?n del Estado para evitar las oscilaciones que llevan al sistema capitalista de la prosperidad a la depresi?n.

Los neoliberales m?s ortodoxos con el liberalismo econ?mico tradicional fundaron en 1950 la llamada sociedad Mont-P?l?rin, cuyo principal inspirador ha sido F. von Hay?k, y donde proviene la denominaci?n de la econom?a Social de mercado utilizada para identificar a las propuestas de los liberales de la actualidad.

En ?pocas recientes ha sido formulada la teor?a monetarista que ha adquirido una gran influencia en el pensamiento liberal, y de cuyas premisas se hicieron eco algunos gobiernos como el de Ronal Reagan en los Estados Unidos y otros que configuraron dictaduras en pa?ses latinoamericanos (Argentina, Chile y Uruguay). Las gravitaciones qu? estas teor?as han te?ido sobre hombres de Estado y sobre la marcha de las actividad econ?mica en el mundo en general en donde se observa una creciente oligopolizaci?n en los sectores productivos principales, convierte en poco menos qu? imposible utilizar con propiedad el t?rmino neoliberalismo, si es que con ?l se pretende designar a una teor?a econ?mica eficaz para limitar el poder que los monopolios y para asegurar que los precios se formen en un mercado libre de interferencias privadas o estatales




Publicado por carmenlobo @ 8:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios