Mi?rcoles, 29 de diciembre de 2004

EL APARATO ESPA?OL QUE ARRASA

El tama?o, en China, s? importa
Por V?ctor Rodr?guez
El Mundo



Tres cent?metros. ?Le aseguro que no es una preocupaci?n frecuente.Llevamos a?os diciendo que el tama?o del pene no es un factor decisivo en la pr?ctica sexual y eso ha calado. Los mitos del tama?o son m?s propios de los a?os 50 y 60?.

Lo dice F?lix L?pez, catedr?tico de Psicolog?a de la Sexualidad de la Universidad de Salamanca. No es que el humilde cronista tenga motivos para no creerle. Pero, convencido de que as? es, le asalta cierta perplejidad cuando el mayor vendedor de extensores peneales del mundo le cuenta que en su consulta madrile?a se ha encontrado con alg?n var?n no del todo satisfecho con sus 25 cent?metros. O que es ?frecuente? la pregunta de padres con sus hijos de 12 a?os deseosos de que los chavales porten con dignidad no se sabe muy bien qu? estandarte familiar. Y desde luego, al humilde cronista le sobrepasan cuando le informan de la fascinaci?n que el extensor levanta en Asia.

Tras haber vendido en Espa?a 50.000 unidades de un aparato que permite que el pene crezca tres cent?metros en seis meses sin cirug?a y de exportarlo a 80 pa?ses, los responsables de Andromedical se frotan las manos mirando a Oriente. ?En China, los pedidos desde agosto son de cientos de miles; en la India, igual, en Pakist?n han pedido 200.000 unidades, en Jap?n llevamos 50.000...?, enumera el director general, el andr?logo Eduardo G?mez de Diego, 38 a?os, soltero y creador del ingenio.

?La raz?n? La media del pene de los coreanos en erecci?n es de 9,6 cent?metros y la del de los indios de 10,2 frente al 13,58 de los espa?oles o el 13,9 de los colombianos, por ejemplo. Pero no es tan sencillo concluir que los asi?ticos tienen los genitales m?s peque?os que los cauc?sicos o los negros. Datos fiables revelan que la media del pene de los japoneses es de 13 cent?metros, la misma que la de los chinos. Y pa?ses bien dotados en el imaginario colectivo como Brasil o Arabia Saud? punt?an con id?nticos y discretos 12,4 cent?metros. EEUU, 12,9; Venezuela, 12,7; Grecia, 12,18... Noticias de Francia o Alemania apuntan medias por encima de los 14 cent?metros, pero son referencias no publicadas en ninguna revista de androlog?a. No parece, pues, que la demanda asi?tica tenga que ver tanto con el supuesto menor tama?o como con el exagerado poder adquisitivo de los nuevos ricos, la fascinaci?n por valores occidentales, la preocupaci?n est?tica y la penetraci?n de la pornograf?a.

El Andropenis, que ya ha servido de inspiraci?n para una pel?cula porno en Italia, funciona de la manera m?s sencilla. Se basa en un principio de tracci?n utilizado ancestralmente, el mismo que emplean las mujeres jirafa de Birmania para alargar su cuello.Ya en 1903 se vend?a en EEUU un artilugio parecido. El aparato mantiene estirado el pene durante horas, de manera que, al cabo de meses, desinhibe un factor de reproducci?n de las c?lulas de los tejidos. Su eficacia est? avalada por m?s de una decena de estudios y el 68% de andr?logos espa?oles lo utilizan con sus pacientes, ya sea como m?todo ?nico o como complemento a la cirug?a. Hasta ah?, el lado bueno.

?Es f?cil de poner o quitar. Por su discreci?n y comodidad se puede llevar caminando, sentado o de pie?, se lee en la publicidad.El humilde cronista est? en condiciones de afirmar que el Andropenis NO es f?cil de poner. S?lo despu?s de dos intentos y un cuarto de hora bregando con las 115 p?ginas de instrucciones en 14 idiomas fue posible calzarse el extensor, no sin ayuda y alg?n gritito de dolor al pellizcar el prepucio, m?s por torpeza que por el dise?o del aparato, eso s?. Nada que objetar a lo de la comodidad.Ciertamente, en cuanto se consigue fijar, uno se olvida de que lo lleva. El humilde cronista desconoce si al cabo de nueve horas diarias durante seis meses -como aconseja el tratamiento- y quit?ndoselo y poni?ndoselo cada vez que se orina la percepci?n es la misma.El aparato no se puede llevar mientras se duerme por las posibilidades de erecci?n. En cuanto a la discreci?n, bueno, Andropenis resultar?a discreto en el improbable caso de que su usuario soliera llevar un par de calcetines en el bolsillo. Seg?n el director del Servicio de Androlog?a del Institut Conceptum de Reus (Tarragona), Javier Ruiz Romero, coordinador del estudio que fij? en 13,58 cent?metros el patr?n espa?ol, y que suele usar el Andropenis como complemento a la cirug?a, ?es uno de los tratamientos con ?ndice de abandono m?s alto. El 70% de pacientes lo interrumpe?.

El dato no preocupa a cientos de miles de asi?ticos ansiosos de ser bombardeados ya con los anuncios de teletienda del Andropenis, fabricado en Taiwan. No se reparar? en edades o clases sociales.Desde Andromedical se asegura que entre sus clientes hay lo mismo sin papeles que todo un presidente de rep?blica americana y un despistado senador espa?ol a quien le han enviado ya tres. ?He hecho felices a millones de hombres?, asegura ufano el doctor G?mez de Diego. ?El tama?o importa. No para la satisfacci?n de la pareja, pero s? para la confianza en s? mismo del individuo.Eso se transmite a la relaci?n?.

Frente a su opini?n, la del profesor L?pez. Seg?n una encuesta de la Asociaci?n Espa?ola de Androlog?a, s?lo el 0,43% de las consultas a andr?logos y ur?logos tuvo como motivo principal el tama?o del pene en 1999. Dice el catedr?tico de Salamanca que lo importante es ?que la gente aprenda a quererse, acariciarse y disfrutar con un cent?metro m?s o menos?. Pues eso, gente.A quererse. Aqu? y en China.

CLAVES

LOS ESPA?OLES Y EL PENE


La medida media del pene de los espa?oles en erecci?n es de 13,58 cent?metros. / El 20% de varones entre 12 y 17 a?os est? ?obsesionado? con el tama?o de su pene, seg?n el sex?logo Vicente Bataller./ S?lo el 0,43% de las visitas al ur?logo o al andr?logo tiene como principal motivo el tama?o del pene.


Tags: El tamaño, sí importa, Sexualidad, China, APARATO ESPAÑOL QUE ARRAS

Publicado por carmenlobo @ 18:10  | Psico - Filo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios