Jueves, 09 de diciembre de 2004
Famosos para un comercio justo

Por Rafael Ruiz


Los responsables de comunicaci?n de las ONG lo saben bien y lo suelen decir al o?do: en el mundo desarrollado, con tal proliferaci?n de mensajes y de informaci?n, enseguida se corre el riesgo de saturaci?n, y la repetici?n de cifras de la desigualdad en el reparto de la riqueza y de im?genes que demuestran c?mo viven los menos favorecidos topan, en determinado momento, con el muro de lo ya demasiado visto, que no remueve conciencias.

Por eso, la ONG Interm?n Oxfam (IO) ha decidido esta vez plantear una campa?a internacional de otra manera, d?ndole la vuelta. Para explicar un tema dif?cil de explicar, las relaciones injustas de comercio entre el Norte y el Sur, ha contado con la colaboraci?n de personajes famosos ?los que salen en estas p?ginas?, l?deres de opini?n que han prestado su imagen para llamar la atenci?n, para que la gente se fije y enfoque bien un problema: desde sus privilegiadas posiciones, los pa?ses ricos inundan ?por eso, los famosos aparecen en las fotos metaf?ricamente inundados con chocolate, ma?z, trigo, leche? con sus productos agr?colas subvencionados a los pa?ses del Tercer Mundo, que siguen viviendo b?sicamente de la agricultura ?mientras pa?ses como B?lgica y Holanda tienen menos de un 10% de poblaci?n rural; en otros, como Ruanda y Uganda, m?s del 85% son campesinos?.

Los saturan, los bloquean, les hacen imposible competir en el mercado mundial; es m?s, ni siquiera les dejan margen para poder vender sus productos en su propia tierra. La supuesta globalizaci?n no es tal. El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organizaci?n Mundial del Comercio (OMC) establecen un juego con reglas desiguales. Explican en Interm?n Oxfam que a los pa?ses en desarrollo se les obliga a abrir sus fronteras, a desarmarse de aranceles y cualquier otra medida proteccionista ?en aras del libre comercio?, pero, a la vez, los pa?ses m?s desarrollados ?la UE y EE UU? usan las subvenciones agr?colas para poner en el mercado productos, como el trigo y el az?car, a precios por debajo de su coste.

Competencia desleal. Adem?s, las multinacionales alimentarias fuerzan continuamente a la baja el precio de materias como el cacao y el caf? ?sus precios en origen, lo que se paga a los que cultivan la tierra, han ca?do a la mitad en los ?ltimos a?os?. As? la situaci?n, los campesinos del Sur sencillamente se mueren de hambre. Estas reglas injustas de comercio constituyen una de las claves con m?s ramificaciones de por qu? hay hambre.

Los agricultores y ganaderos del Tercer Mundo no ganan para salir adelante; son vulnerables a episodios de sequ?a o violencia. Lo dice en dos frases Interm?n Oxfam: ?900 millones de campesinos no pueden vivir dignamente de su trabajo. Han sido arrastrados a la ruina porque no pueden competir con los productos baratos subvencionados por los pa?ses ricos?. ?Millones de familias pasan hambre por la crisis de materias primas.

Deben vender sus cosechas por menos de lo que les cuesta producirlas, mientras las grandes empresas aumentan sus ganancias por los bajos precios que pagan por ellas?. La ONG dice que ahora es el momento de luchar por cambiar, ya que en septiembre el Gobierno espa?ol lanz? en las Naciones Unidas, junto a Francia, Brasil y Chile, la Alianza contra el Hambre, que persigue acabar en 2015 con lo que John Carlin describe en su reportaje como ?la manifestaci?n m?s extrema del fracaso humano? y porque en 2005 se celebra en Hong Kong la pr?xima reuni?n de la OMC, que trazar? las coordenadas hasta 2020.

Para presionar intentan recoger millones de firmas. Dicen que desde abajo tambi?n se puede influir, y ponen como ejemplo dos campa?as de firmas que s? sirvieron: la que en 2001 llev? a las empresas farmac?uticas a retirar la demanda contra Sur?frica por aprobar una ley que facilitaba el acceso a medicamentos contra el sida m?s baratos que los patentados, y la que en 2003 convenci? a Nestl? para reducir de 6 a 1,5 millones de d?lares su reclamaci?n al Gobierno de Etiop?a por nacionalizar una empresa filial.




Publicado por carmenlobo @ 15:47
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios