Lunes, 29 de noviembre de 2004
El sexto sentido... la intuición

"Intuición: Acto de la mente por el cual vemos de forma inmediata, con claridad y distinción, la verdad de una proposición. (R. Descartes)
Ejercicios para potenciar la intuición...

- Dedica unos minutos al día a relajarte y reflexionar, intenta centrar toda tu atención en aquello que te interesa y convéncete de que ocurrirá aquello que deseas, o se solucionará lo que te preocupa, de esta forma se activará tu intuición para orientarte y sugerirte el camino a seguir.


- Utiliza tu imaginación de forma creativa, no olvides que podemos crear nuestras ilusiones y deseos. Deja unos minutos al día para imaginar todos los detalles de aquello que quieres conseguir. Visualiza a través de tu imaginación posibles soluciones a todo lo que te preocupa. No te limites a visualizar lo habitual, ya que a veces las mejores soluciones son aquellas que no hemos tenido en cuenta o no les hemos prestado atención.


- Presta atención a tu interior, a las señales de tu cuerpo, a los sentidos y reacciones. Piensa que te están queriendo decir algo, intenta descubrir qué es, reflexiona y escucha para captar los mensajes que te están intentando transmitir estas señales.


- Evita la autocrítica y los juicios negativos, no tengas miedo a los imprevistos y al riesgo, evita las lamentaciones y esa tendencia a pensar que el éxito no depende de uno mismo, sino del exterior.


- Presta atención a tus sueños e intenta recordarlos e interpretarlos, ya que mientras dormimos la intuición está más activa y nos puede dar información sobre nuestra situación.


- Tenemos cierta tendencia a prestar atención a aquello que entendemos, e ignoramos lo que no nos interesa o no consideramos importante. Por consiguiente, tenemos que aprender a mirar el mundo que nos rodea con interés y atención, ya que a veces la clave está en los detalles más insignificantes.


- Observa a la gente, interpreta sus gestos, sus reacciones e intenta imaginar e inventar historias sobre la vida de cada uno.



- Ejercítate en asociar relaciones entre circunstancias, estímulos, respuestas, etc, y las consecuencias que después se producen. No olvidar que todo tiene un significado y que cuantos más datos tengamos, más asociaciones estableceremos y mejor se irá desarrollando nuestra intuición.



- Evita esa tendencia a tener control sobre todo lo que te rodea, y deja fluir cierta dosis de incertidumbre y sorpresa.



- Es aconsejable que la intuición se complemente con el pensamiento racional, de esta forma nuestra información será más precisa y la posibilidad de equivocarnos será menor.

Trinidad Aparicio
Psicóloga
Profesora de la Universidad de Granada


Libros :"Raíces profundas"(William Hudson), "El lenguaje del cuerpo" (Allan Pease)

Tags: William Hudson, El lenguaje del cuerpo, Allan Pease

Publicado por carmenlobo @ 17:48  | Psico - Filo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios