Lunes, 29 de noviembre de 2004



Un músico aconseja a padres que aprovechen el 'efecto Mozart'

LONDRES (Reuters) -
Mozart comenzó a escuchar música antes de nacer y cuando tenía cuatro años ya componía melodías por sí mismo.

Por supuesto que no todos los niños que se familiaricen con la música, desde que estén en el útero materno, desarrollarán tal genialidad pero, según sostiene Don Campbell, músico, profesor y autor de "El Efecto Mozart," un poco de música a tan temprana edad puede tener grandes beneficios.

Mozart ha sido el mejor músico de todos los tiempos, añadió Campbell.

"El poder de la música tiene que ver con patrones y el cronometraje de la percepción," dijo Campbell durante una entrevista con Reuters.

"Los que buscamos en la música es forma, repetición, variación, claridad y -en conjunto- no más de la cuenta," agregó.

"La música de Mozart está muy organizada y la claridad y la organización son tan importantes como cualquier otro aspecto del efecto de Mozart," indicó.

Campbell, un estadounidense que viaja por el mundo enseñando las cualidades beneficiosas de la música, ha lanzado una serie de discos compactos sobre el "efecto Mozart" con recopilaciones de piezas destinadas a niños, desde los que empiezan a andar hasta fetos en gestación, o escolares.

Asimismo, dirige una página en Internet (www.mozarteffect.com), pero recalca que su labor no es crear niños prodigio o estimular a padres ambiciosos.

Su objetivo es convencer a los progenitores, médicos y profesores del papel de la música como "un poderoso catalizador de la salud, creatividad y el desarrollo."

CONOCIMIENTO SÓNICO

"Ninguno de estos discos indica que si lo escuchas te harás inteligente, o si los pones el niño se irá inmediatamente a dormir. Eso es un poco ingenuo," dijo. "De lo que estamos hablando es de desarrollar el conocimiento sónico."

"Todo lo que llega al oído sale como lenguaje, se convierte en herramienta de emoción y expresión," añadió.

El entusiasmo de Campbell por la música como terapia para que los niños sean más felices está respaldada por una multitud de evidencias.

Una investigación publicada en 1997 descubrió que los bebés prematuros que escuchaban música clásica en sus unidades de cuidados intensivos ganaban más peso, dejaban antes el hospital y tenían mayores posibilidades de supervivencia.

Un informe de 1998 realizado por The College Board, que administra las pruebas de aptitud escolares en los Estados Unidos, mostró que los estudiantes de primaria que cantaban o tocaban un instrumento consiguieron hasta 52 puntos más que aquellos que no lo hacían.

La repetición y familiaridad son la clave, según Campbell. Mozart era un maestro de la 'sonata allegro' que obtiene una melodía desde un primer movimiento, la desarrolla y, posteriormente, realiza una recapitulación del tema.



Tags: "El Efecto Mozart

Publicado por carmenlobo @ 17:42  | Psico - Filo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios